24 diciembre 2008

Vicente se folla a los niños.

Ese sería el titular que le pondría el crítico de cine de este periódico, si Vicente Aranda realizase una película sobre un grupo de policías que persigue a una red de pederastas. La prueba: en este pantallazo sobre la crítica que el tal "Nacho Gay" (como huele a cobarde seudónimo) publicó en el digital "El confidencial". Un didáctico y educativo ejemplo sobre CÓMO NO SE DEBE TITULAR JAMÁS UNA NOTICIA, AUNQUE SEA PARA INTERNET.





















A partir de este "curioso" estilo de titular las noticias, o críticas o artículos periodísticos, os propongo un entretenido ejercicio de redacción: Imaginad el TITULAR sobre cada una de las películas del mismo realizador, Vicente Aranda. O si, preferís, ampliadlo al universo Lucas, Spielberg, Coppola, Scorsese, etc. Adelante: pensar es como el aprender italiano por fascículos, "facile e divertente".

18 diciembre 2008

Timadores famosos: MADOFF























Dice en el texto de esta infografía, extraída del diario Expansión:
"Bernard Madoff actuaba de intermediario o gestor financiero a través de su sociedad, Madoff Investment Securities. Recibía nuevos fondos de bancos, gestoras, entidades prestamistas, productos estructurados, Sicavs o Family Office, entre otros. Pero en vez de reinvertirlos, pagaba a sus inversores iniciales rentabilidades entre el 8% y el 12%..."


Para información sobre las definiciones visiten el blog de Leopoldo Abadia . Y si quieren ejemplos de cómo nuestro cine ha explicado este mismo tema, aunque a pequeña escala, alquilen o compren "La vida de nadie", una película de Eduard Cortés.

Leo en El Mundo que en España Madoff también ha dejado víctimas. Para entender las razones por las que se producen este tipo de estafas, visiten el post anterior, es decir, el que está justo debajo de éste.

NOTA: De regalo les dejo la vida de este hombre que se llama Christopher Rocancourt, un tipo que engaño a medio Hollywood, como cuentan en Vanity Fair, que se codeó con productores, que pasó por la cárcel por timador y estafador, y que ahora tiene un programa en National Geographic, y hasta una página web desde donde se regodea de todas sus fechorías. Un tipo así, bien se merece una película, ¿no les parece?

25 octubre 2008

"Duros a 4 pesetas"

Una de las muchas enseñanzas que a modo de parábola me enseñó mi padre tiene que ver con la frase del título. Una tarde mientras él tomaba café en un bar, yo miraba ensimismado una de aquellas máquinas en las que las pesetas se amontonaban en tres pilas de cascadas esperando a que alguien las "alimentara" para soltar una "bocanada" de monedas que colmase nuestros bolsillos. O eso pensábamos los más ilusos. Después de casi media hora de observación hipnótica, se acercó, me cogió de la mano y me dijo "vamos". Yo la estiré y me deshice de ella mientras le decía eufórico: "¡Espera, que están a punto de caer!". Mi padre se agachó, me giró la cara, me miró a los ojos y me dijo con cierto enfado: "Hijo, nadie da duros a cuatro pesetas". Ese recuerdo, que todavía conservo intacto, ha crecido en forma de lección con todas las películas de gángsters y timadores que he ido almacenando en mis retinas.



















Además de las que todos ya conocemos –THE STING, THE GRIFTERS, clásicos patrios como LOS TRAMPOSOS y más recientemente las similares y geniales THE HOUSE OF GAMES y NUEVE REINAS, o la inocente INCAUTOS– recomiendo una que me ha sorprendido, además de por su estilo narrativo, por el espíritu y la filosofía que destilan sus protagonistas: se llama THE HUSTLE (LA MOVIDA en España), es inglesa y ya va por su 4ª temporada. En ella, un grupo de timadores comandado por Mickey Stone (además de Adrian Lester, entre los actores nos encontramos a joyas como Robert Vaughn, o la enfermiza novia del Dexter de la 2ª Temporada) viven de, por y para el timo. Pero en "su trabajo" –lo explican de forma insistente en la 1ª temporada– tienen dos normas irreductibles: la primera es timar a tipos deleznables y avariciosos. La segunda es ofrecerle al "primo" la oportunidad de una retirada a tiempo. Pero sí este persiste arrastrado por su codicia, que es lo que suele suceder, Mickey y compañía no dudarán hasta dejarle en paños menores. Esta interesante ficción británica, tomada de la más aleccionadora de las realidades, nos enseña que, como decía mi padre, nadie, absolutamente nadie, nos va a regalar "duros a cuatro pesetas".

Todo esto viene a cuento de una anécdota, un e-mail y una noticia que han coincidido en el tiempo y en mi espacio. Y que resumo por partes.

1. La anécdota: los que sigan el blog ya sabrán que trabajo de teleoperador dentro del servicio de atención al cliente de uno de los primeros bancos de europa, y tercero del mundo (o eso dice su presidente). Llama una posible cliente (María Dávalos) desde Londres (es más habitual de lo que piensan) y me explica que ha recibido una carta de una compañía (cuyo nombre existe, pero dudo que se trate de la misma) que dice trabajar o formar parte del grupo Banco Xxxxxxxxx. En la carta le "anuncian" que su fidelidad ha sido premiada con 1 millón de euros (sí, señor un millón), y que para hacerse con el preciado millón "tan sólo" debe ingresar 1.200 libras (sí, ahora libras) en una cuenta que ellos tienen "el gusto de facilitarle". La mujer llama a la supuesta empresa (el teléfono aparece en la carta) y le explica a la señorita que le atiende que ella "no tiene ese dinero para ingresarlo". A lo que le responde –la señorita, o "secretaria"– que no se preocupe, que "ingrese la mitad de ese dinero, o sea 600 libras, que de la otra mitad ya se encarga el banco de ingresarla en su nombre". La mujer le pide datos, tales como el teléfono, la sede, la dirección. La señorita le facilita todos menos el código postal (y no me pregunten porqué, ya que si el resto de los datos son inventados –que lo eran– ¿por qué no dar un código postal falso? Ni idea).
Al terminar, la cliente, me pregunta –ahora ya a mí, teleoperador del banco– si todo eso puede ser cierto. Mi primera reacción es perplejidad, así que le pido que me repita las cantidades: lo hace, tomo aire, y le explico con toda la paciencia y el aplomo del mundo que el banco de Xxxxxxxxx no tiene entre sus promociones ninguna en la que premie con semejante cantidad a sus clientes. Y mientras lo digo tengo tengo la sensación de formar parte de un relato de Eugenio (el humorista).

2. El mail: Me escribe (supongo que no seré el únicol) un tal "Hafez Karim", para explicarme una historia rocambolesca en un español nivel traductor yahoo. En él me dice que el señor Hafeez Karim, jefe del Departament de Auditoria Interna del Banco HSBC del Reino Unido quiere hacerme una transferencia de 10,5 millones de libras (sí, otra vez libras) a mi cuenta. ¿Por qué? Sencillo: resulta que es dinero pertenece a un tal Hafiz Muhammad Zubair Naseem, un banquero pakistaní del Banco de Credito Suizo (Credit Suisse en original) condenado en su país por "formar parte de una multimillonaria trama de información privilegiada" (vamos que el tipo ha ganado toda esa pasta utilizando métodos más que sospechosos). Me dice Hafez que el señor al que llamaremos Naseem (más que nada para abreviar) está condenado en un tribunal de EE.UU. a un mínimo de 10 años de cárcel (vamos, que no es un santo el tal Naseem). Para corroborarlo me mandan un enlace del prestigioso New York Times que confirma algunos de los datos. Sigo. Lo que me pide Hafez es que le facilite los datos de mi cuenta para ingresar "los millones de libras" y que una vez realizada la operación, la "esposa de su cliente (Naseem) se reunirá conmigo en España (entiendo yo) para "repartirnos el dinero" de la siguiente forma: 30% para mí (bien), 60% para la familia y esposa de Naseem (faltaría) y el resto, 10%, para gastos de la operación. Resumiendo: que Hafez me pide que una vez ingresados esos 10,5 millones de libras esterlinas en mi cuenta, los reparta entre las cuentas de esposa y familia y a cambio me lleve la nada despreciable cantidad de 3.910.192, casi 4 millones de euros. ¿Suena bien, no?

3. La tercera no la voy a relatar, porque se refiere a personas que, como yo, han recibido e-mails modelo punto 2. Simplemente les remito a una noticia publicada en el diario El País el viernes 24 de octubre titulada "Víctimas de cibertimos acaban en el banquillo (y no precisamente en el del Real Madrid). De ella me quedo con algunas reacciones:
-La de la víctima que acabará en el banquillo: "Ahora me doy cuenta de que he sido un pringado, pero me lo creí".
-La del juez: "Lo normal es preguntarse, indagar y verificar el origen del dinero que tan masivamente se le transfiere [al mulero], y no preguntarlo es como asumir que no importa de dónde venga, aunque sea de origen ilícito". (Fíjense que el famos mail del punto 2, el de Hafez ya explicita que su cliente está en la cárcel por haber utilizado información privilegiada, luego legal, legal, no es).
-Y la del policía nacional, a mi modo de ver, la más acertada: "Muchos de estos e-mails proceden de ciudadanos del Este que no hablan español y que usan cualquier traductor de la Red. El resultado es pésimo y debería provocar recelo. La avaricia es la principal motivación".

El timo, como explica de forma brillante el personaje de Joe Mantegna en House of games se basa en dos premisas muy sencillas: la primera es avaricia del "primo". Sin ella, jamás podrían timarle. La segunda es la confianza. La combinación de ambas permite al "profesional" extender su estrategia y llevar al "primo a su terreno". Y en este juego, como dice Mantegna o como decía mi padre, "desconfía del que te ofrezca un dólar por 50 centavos". Palabra de teleoperador.

De regalo un clásico del timo ibérico: el de la estampita de LOS TRAMPOSOS. Parece tonto e ingenuo, pero se sigue repitiendo, con variantes más sofisticadas, por todo el mundo. Y España no es la execpción, sino más bien la regla.

12 septiembre 2008

EL KIT-KAT OBLIGATORIO

Digo obligatorio por varios motivos. El primero es que (finalmente) he podido ir a Roma. Aunque para ello he tenido que renunciar (no me han dado más alternativas) a mi ("maravilloso") trabajo de teleoperador. El segundo kit-kat, más obligatorio y menos divertido que el primero se debe a que (de nuevo) mi (nuevo) operador de Internet me ha dejado sin línea, sin red, sin Internet y, lo que es peor y muy grave, sin teléfono fijo. Ha sido a la vuelta de mi (esta vez sí, maravilloso) viaje a Roma. Hace unos cuantos posts, contaba como un operador de Internet (y telefonía) había pasado de mi. Pues ha vuelto a ocurrir. Dicen que son otros, pero cuando abres su página web, te salta un banner del otro operador (antaño wanadoo, ahora orange). Como decía mi padre, y mis abuelos, "el mismo perro con distinto rabo". Y así estoy de nuevo. Sin red y escribiendo desde un ciber-café (que no es precisamente el mejor lugar para estos menesteres). En cuanto me devuelvan "mí línea" os contaré cuatro o cinco cosas que he aprendido de Roma, los romanos, los camareros romanos (también rumanos) y de la cantidad de agua que he bebido en esos 7 días finales de agosto.










COSAS QUE VOY APRENDIENDO A MEDIDA QUE ME HAGO MAYOR:
1. No te creas lo que te cuenta la publicidad de los operadores de Internet.

To be continued...

06 agosto 2008

CUMPLESQUIZOFRENIA

Con la tontería de no tener Internet –permítanme que me cague en la madre que parió a todos los proveedores de Internet y en sus servicios de "DESATENCIÓN AL CLIENTE", palabra de teleoperador–, decía que con eso, se me olvidó que ayer, el 5 de agosto, cumplí dos años, 2, haciéndoles partícipes de mi desatendida (estos días) esquizofrenia.
Sí el 5 de agosto de 2006 publiqué mi primera tontería, recién llegado del, maravilloso, sofoco cordobés.
Y como sigo sin "acceder a la línea" (como dicen los subtituladores de asia-team) no puedo más que recomendarles esta entrada. Que en su momento pasó casi desapercibida, y que para mí es de las más queridas: DE URUGUAYOS Y TIBURONES

P.D.: Vayan a ver WALL-E. No es una película estrictamente para niños. La primera hora no tiene diálogos y está llena de referencias, literarias y, sobretodo, cinematográficas. Y no, no trabajo para Disney ni para Pixar, aunque tampoco me importaría.

21 julio 2008

Fresas salvajes

Con tanto calor, con tan poco tiempo para pensar y para disfrutar, no puedo quitarme de la cabeza la imagen de las fresas que mi madre cultiva en su pequeño y famoso huerto. Cumplen con el requisito de lo suculento: pequeñas y sabrosas. Son sólo fresas y son estas:

09 julio 2008

Lo más parecido a la Melancolía

Estos días me siento un poco "Mad World"

1. Empiezo un trabajo que no me gusta nada.
2. Empiezo un trabajo que no tiene nada que ver con lo mío.
3. Tendré que prescindir de las tardes con mi chica.
4. Tendré que prescindir de las tardes con mi gata.
5. No tengo Internet.
6. No tengo blog/s.
7. Estoy sin mi canal de series favorito.
8. Estoy sufriendo la interminable publicidad de los canales en abierto.
9. Perderé la posibilidad de mi semana de vacaciones.
10. Perderé el dinero prepagado de dos billetes a Roma.

Por esto y por muchas cosas más, me siento así.

01 julio 2008

Y ahora... una pausa para la publicidad

Yo también me lo creí, por eso, tenía (hoy ya no) una conexión ADSL de 6 Megas + llamadas con Orange (cuando la contraté se llamaba Wanadoo). El día 19 (junio de 2008) me quedé sin conexión. Llamada al 902 de 15 minutos. No saben. Y dos días después, como no contestan, tres llamadas más. En total casi 30 minutos. Día 23, al llamar al 902 una locución automática me dice que mi "incidencia" ha sido solucionada. Mentira. Día 24, sigo sin conexión. Día 25, también sin conexión, consigo que me suspendan la facturación, es decir no pagar por lo que no tengo. Día 27, día 28, día 29, día 30, sin noticias de Dios (de Orange, y de mi acceso a Internet). Día 30, pongo en marcha el método Fernán Gómez: les mando a la mierda. En la práctica: me doy de baja y no me ofrecen explicación alguna. Día 1 de julio: me dejan sin e-mail.

Estos señores han conseguido que una canción que ha formado parte de mi vida, que está incluida en uno de los musicales más divertidos y lisérgicos de toda la historia del cine, y que ha sido una de mis favoritas, ahora forme parte de mi lista de LAS MÁS ODIADAS. Es culpa suya y de nadie más.

Afortunadamente... "I got life, mother, I got laughs, sister, I got freedom, brother...(Tengo vida madre, tengo risas hermana, tengo libertad hermano...).



PD: LO SIENTO PERO PARA PUBLICAR UNA ENTRADA ESTOY TARDANDO MÁS DE DOS HORAS. IMPOSSIBLE IT'S SOMETHING.

20 junio 2008

DESPERTARSE CON MY SHARONA





Federico Jiménez Losantos –el de la foto del logotipo de arriba– conocido periodista radiofónico, defensor de la derecha, del liberalismo, enconado enemigo del PSOE, de Zapatero, de Gallardón, de Rajoy, y de quien se le ponga por delante, es el director del programa LA MAÑANA DE LA COPE que se emite de lunes a viernes, desde las 5 de la mañana hasta las 12 (Con Fede desde las 6). El programa –que comienza así–utiliza como sintonía una conocida canción del grupo THE KNACK cuya letra reproduzco a continuación traducida:

"Oh mi pequeña bonita, bonita,
cuando me vas a dar un poco de tiempo, Sharona?
Oh, tú haces que mi motor se encienda, mi motor se encienda
como un arma, pasándose de la raya, Sharona
Nunca me detendré, ríndete.
Sólo soy una mente sucia. Siempre atenta para el toque
del tipo más joven. Mi, mi, mi i yi woo. Mmmmmm mi Sharona...

Acércate un poco más uh, te voy a... uh
Acércate lo suficiente para mirarme a los ojos, Sharona.
Manteniendo un secreto que llega hacia mí.
Descendiendo lento por mis muslos, Sharona.
Nunca me detendré, ríndete.
Sólo soy una mente sucia. Siempre atenta para el toque
del tipo más joven. Mimimimi yi woo. Mimmmmm mi Sharona".



Aquí debajo, el clip del grupo para disfrutarlo en su plenitud. Atención especial a dos momentos:
1. Cuando el cantante y compositor, Doug Fieger, dice "Keeping it a mystery, gets to me" (56"), utiliza un gesto con su dedo muy significativo sobre lo que están cantando.
2. El final del tema y la actitud del cantante (3'30"). Sobran las palabras.

16 junio 2008

EXPEDIENTE EQUIS: La secta vs La sexta








Hace unos tres meses llegó hasta mís oídos -y mis ojos- la página de unos compañeros del mundo humorístico-televisivo, con el nombre de Lasecta tv. Se trataba –todavía se trata– de una iniciativa puesta en marcha por unos tipos, autodenominados "Cosa de Risa", cuyo único y encomiable objetivo era: ¡pasárselo bien! Para ello habían montado una especie de serie en la que un personaje a medio camino entre Danny de Vito y Norman Bates decidía formar una Secta, consiguiendo como único adepto a su despistado Vecino. Toda esta broma no era más que un atentado terrorífico y humorístico perpetrado por Juan Diego, colaborador habitual de "La hora chanante" y de Noche sin tregua y del nochehachiano Ricardo Castella, dos de los mejores baluartes del canal Paramount Comedy.
El proyecto, Lasecta.tv, me pareció original y, sobre todo, divertido. Así que me apunté. Hace 15 días recibí un correo en el que literalmente, Juan Diego "el vecino" (que suena como a apodo de cantaor) me explicaba lo siguiente:

"Hola a tod@s,
Hemos tenido una pequeña interrupción porque nos están demandando o algo así.
Hemos colgado un video en la página que se llama LaSexta vs LaSecta. Echadle un ver.
Y, como excepción, lo hemos colgado en youtube, por si quereis enseñárselo a vuestros amigos y no lo encuentran en la página".


Tras ver el vídeo, pensé que todo aquello sólo podía ser otra manipulación más, "humorísticamente" hablando, típica de alguien que publica un blog llamado "Cosa de risa". Así que le escribí pidiéndole, ingenuamente, más datos. A lo que el Señor Juan Diego respondió con otro mail en el que me aseguraba que, por desgracia, aquello no era ni broma, ni cosa de risa, sino más bien todo lo contrario: que iba muy en serio (de ahí el parón de la web durante unos días). Bueno, pues ahora os toca a vosotros ver el vídeo, para echaros unas risas a costa de los señores de La SEXTA (con equis, por favor) quienes, según parece, no hacen gala del mismo humor cuando les tocan los... bueno, cuando ellos creen que les tocan algo (porque, humores a parte, ya me diréis que coño puede tener que ver la aventura de Diego y Castella con la del canal de Roures). Lo dicho, a ver el vídeo.



Por lo demás, tan sólo mandarles un saludo a los compañeros de la Secta, que según parece terminan estos días su aventura. Uno de ellos, tal vez para empezar otra, en un canal generalista.

28 mayo 2008

Haneke, el silencio tras el disparo

Hace 11 años, en 1997, Michael Haneke estrenó Funny Games. En la película, una familia burguesa –padre, madre e hijo–, regresa a su casa del lago para pasar un tranquilo y apacible fin de semana navegando y descansando. Por desgracia, la presencia de dos jóvenes altera totalmente esos planes. Con esta historia, en apariencia sencilla, Haneke, deconstruye las claves del género del terror, creando un clima en el que la violencia resulta tan real y extrema como innecesaria. El espectador es sometido a un proceso de voyeurismo en el que no hay espacio para la contención. Sus malos no se presentan amparados bajo argumentos morales, genéticos o educativos. Sino que incluso se permiten la insolencia de dirigirse al espectador, formando así parte de una grotesca comedia del arte en la que la violencia no tiene redención.

Con ella -dijo Haneke– pretendía explicar que la violencia sólo persigue un objetivo: hacer daño de forma indiscriminada a otras personas. Y lo hacía utilizando a los propios –y sádicos– protagonistas como profesores. Por eso también, la maldad de sus personajes aparece despojada de los convencionalismos del género: ni han sufrido una tortuosa niñez plagada de abusos, ni forman parte de un colectivo de yonquis. Son así porque lo son y punto. O mejor, son así porque disfrutan inflingiendo dolor.

Además de prescindir de abyectas justificaciones morales, el director no permite la injerencia –absurda, por otro lado– de elementos externos que alivien el dolor de quienes sufren. Aquí los malos, los dos sociópatas perfectamente descritos como dos clowns –Peter & Paul, Beavis & Buthead, Tom y Jerry–, seguirán haciendo daño, o sea, matando, incluso después de que acabe la película.

El director alemán concibió está historia expresamente para el público estadounidense, considerando que esta audiencia está sometida diariamente a altas dosis de violencia audiovisual sin apenas reconocimiento. La poca –casi nula– aceptación que tuvo la película en Estados Unidos –porque está rodada en alemán, y porque allí el cine subtitulado se estrena en salas de arte y ensayo– es la razón fundamental que le ha llevado a dirigir una nueva versión de Funny Games, en inglés y con actores conocidos (Tim Roth y Naomi Watts son el matrimonio, y junto a ellos los inquietantes Michael Pitt y Brady Corbet), pero exacta y milimétricamente calcada a la versión alemana (que protagonizó, entre otros, el desaparecido Ulrich Mühe).

En realidad Funny Games no es más que una aproximación a una de esas zonas oscuras que alberga nuestra conciencia, entre las que se encuentran el dolor, la culpa, la violencia, el sexo y el placer. Algo que Haneke ha tratado en casi todas sus películas. Aunque para ello haya elegido distintos puntos de vista. Su cine, tachado por algunos de simplista, obsceno e incluso de pornográfico, no responde preguntas. Tan sólo las plantea, a la vez que disecciona conductas y sus reacciones. Y lo hace de forma explícita, desnudando el alma y dejando en entredicho al ser humano. Por esto, y por otras muchas razones, sus universos resultan tan interesantes como perturbadores. Y por eso también Funny Games puede ser considerado uno de sus mejores trabajos.

No haré disquisiciones sobre cuál de las dos es mejor, entre otras razones por que son prácticamente iguales (la americana tiene 10 minutos más, simplemente porque algunos planos duran más; y sí, Naomi Watts le confiere un punto más erótico en algunas secuencias; pero en cambio los malos, funcionan más como pareja cómica, tipo el gordo y el flaco, en la alemana). Tan sólo dejo aquí el trailer de la original (y para comparar, aquí el de la americana) y lo completo con esta entrevista, divida en dos partes, en la que Haneke desvela muchas claves de su cine y, sobretodo, de Funny Games: Primera parte, Segunda parte.

19 mayo 2008

Indiana Jones 4, me toca los co.....

Una pena.
Tal y como avanzaba en el post anterior,Spielberg necesita urgentemente asistir a una de las conferencias de Robert McKee. Bueno, él, George Lucas y el guionista de esta cuarta parte de las aventuras de Indiana Jones, David Koepp. Entre los tres han desaprovechado una oportunidad de oro –no creo que a Harrison le queden fuerzas y ganas de más Indianas– para ofrecernos una nueva entrega de interesantes, divertidas y gloriosas aventuras de uno de los mejores y más grandes heroes de acción del cine reciente. La culpa, como siempre, descuidar la historia y a los personajes.
El guión –que empieza en la penúltima secuencia de la primera entrega– arranca de forma más o menos original introduciendo unas críticas –inusuales en el cine de Spielberg y de Lucas– al colocar a Indi en una lista negra de posibles comunistas o convirtiéndole en el cebo de una intrigante y peligrosa carrera nuclear. Pero todo resulta ser un espejismo que desaparece a la media hora (minuto arriba, minuto abajo) para sumirnos en una espiral sin fin dominada por la acción sin más justificación. Los guiños cinéfilos (que los hay en abundancia) serían interesantes si no fuera por ese empeño Spilberiano de resolverlo todo mediante golpes de efecto.

Los personajes están desdibujados: lo mismo nos da lo que le pase a una mayorcita –y entrada en carnes– Karen Allen, que a su hijo, un Shia LaBeouf anodino –no es ni tan armalíos ni tan despistado como era su madre, ni tan listo como era, y es, su padre– y repetitivo –para peinarse a lo Travolta se sobran pelos–. Menos mal que a Indi le conocemos de entregas anteriores, porque si fuera por esta más le valdría recoger el látigo y el sombrero. De los malos tampoco parecen haberse preocupado –salvo la parte estética–, aunque el oficio y el divertido acento de Cate Blanchett le permiten alcanzar el aprobado raspado.

Lo que si consiguen, mejor dicho, conseguirán con el tiempo, tanto Lucas como Spielberg, es cerrar sus particulares círculos metacinematográficos. Así, mientras Lucas se sube a lomos de American Grafitti, gracias al look "Marlón Brando Salvaje" (no sabemos muy bien a qué viene) y a una banda sonora sesentera (según la historia estamos a finales de los 50), Spielberg acaricia de nuevo el dedo de nuestro E.T. favorito jugando a un nuevo ENCUENTROS EN LA TERCERA FASE (cuando la vean lo entenderán).

Salvemos pues determinados momentos –a los ya mencionados, añadamos las primeras secuencias de Shia y su escapada motera a lo Steve Mcqueen–, y como no, un final ante el que merece la pena quitarse el sombrero, o ponérselo, según quien. Para el resto, una película que barrera en taquilla pero que terminará manchando la honrosa carrera cinematográfica de nuestro arqueólogo favorito, el Doctor Henry Jones Junior.



Otro punto de vista distinto.

13 mayo 2008

Esquizofrenia cinéfila

Estas dos últimas semanas he tenido la suerte -gracias a los pases de prensa- de ver tres películas bien distintas. La primera ya se ha convertido en un taquillazo: IRON MAN, el hombre de hierro. No soy asiduo lector de cómics, así que lo desconozco todo –ahora sólo casi todo– de este superhéroe. Por eso mi visión no está entorpecida por la novela gráfica de donde proviene y por eso me atrevo a decir que si IRON MAN la hubiese protagonizado el cara-palo Nicolas Cage, o el atormentado Tom Cruise (que eran dos de los nombres que sonaron en un principio), la película no hubiese pasado de la típica historia de superhéroes de tres al cuarto (seguramente, también, con más dinero en la taquilla). Afortunadamente, incluso para él, su protagonista es Robert Downey Jr., con todas las virtudes y defectos que ello puede ocasionar y de hecho, ocasiona (de las primeras). Que nadie busque dobles lecturas o inmersiones en la parte oscura del personaje protagonista Tony Stark porque no las hay. A cambio, Downey, presta al Hombre de Hierro su irónica verborrea y un acertadísimo humor que, tal vez, no dignifique al héroe, pero al menos le vuelve mucho más divertido.

El segundo taquillazo de estos días –seguramente a estas horas ya le habrá quitado el título a IRON MAN– es la cuarta película como directores de los hermanos Larry y Andi Wachowski. Digo cuarta, porque LAZOS ARDIENTES fue la primera, MATRIX la segunda y MATRIX RELOADED y MATRIX REVOLUTIOS, las dos juntas, la tercera. Cuento todo esto para demostrar que los Wachowski tienen una carrera cinéfila más bien breve (6 guiones y 4 películas) y que su bagaje es el de cientos de frikis cinéfilos y comiqueros, dicho esto con el mayor de los respetos para los citados frikis. Un periplo en el que sólo MATRIX y el guión de V DE VENDETA –de la que el propio autor, Alan Moore se desentendió– ofrecen garantías de auténtico cine. Pero hablemos de esta cosa –sí, he dicho cosa– llamada SPEED RACER. Como con IRON MAN desconozco el origen, es decir la famosa serie de los años 60 en la que se han basado, pero aquí el resultado es el de una película empeñada en impactar con poperos y chillones colores y con una batería abrumadoramente atronadora de efectos digitales; dando así buena fe del paradigma en el que se ha convertido el cine comercial made in Hollywood. Lo grave, lo desolador, no es que la historia importe un pimiento, a eso ya estamos (mal) acostumbrados. Lo realmente delirante es el nulo interés que los guionsitas y directores demuestran por quienes debieran ser sus actores y cuya presencia pasa completamente desapercibida para el espectador. No sabemos qué artimañas han utilizado para convencer a Christina Ricci, a John Goodman y, sobre todo, a Susan Sarandon. Por desgracia este aburrido parque temático de luz y de color (que diría Marisol) barrera en taquilla, como el ciclón en Birmania o el tifón en China. Todo gracias a una buena ración de dólares gastados en publicidad y, como no, con el beneplácito de los medios españoles –los mismos que cantan a voces que el cine español va de mal en peor– que caen en ese flirtreo ramplón de hacerles la pelota vía tiempo televisivo y páginas de revistas y periódicos.


La tercera, es un islote creativo que merece la pena, por su director, por su historia y porque provoca en el espectador sensaciones varias, entre la que se encuentra la rareza de hacernos pensar. Su título es toda una metáfora de lo que nos cuenta: UNA CHICA CORTADA EN DOS. No estamos frente al mejor Claude Chabrol, entre otras cosas porque en esta trama no hay ni misterio ni suspense. Lo que sí hay es una ejecución clásica y una disección de la mentira y la depravación, todo envuelto en una sobriedad de recursos que tan buenos resultados le han dado a uno de los cineastas emblemáticos de la nouvelle vague. Una pena que esta historia –basada lejanamente en las andanzas del arquitecto Stanford White– pase casi de puntillas por nuestras salas.

Un vaticinio: dentro de unos días tendré el placer, y el lujo, de asistir al 'primer desembarco' de la 4ª entrega de las aventuras de Indiana Jones, y tras ver el trailer, creo que de nuevo y salvo sorpresas, nos vamos a encontrar con otro parque temático de efectos digitales, pero vacío de historia. Ojalá me equivoque y no tenga que darle la razón al insistente gurú del guión, Robert McKee, que en una entrevista aseguraba que Spielberg necesitaba urgentemente asistir a una de sus conferencias. Ojalá.

30 abril 2008

A falta de PAN buenas son HOSTIAS

Hablamos de OT, Operación Triunfo, ese programa calificado por su particular doctor House como "el Karaoke más caro del mundo".
Este año a falta de buena materia prima interpretativa –PAN–, sus productores han decidido que bienvenidas sean las Tortas televisivas –es decir las HOSTIAS– de ese personaje conocido como Risto Mejide.

El martes 29 de abril, el creativo, desde su púlpito –el parapeto publicitario del Sony Vaio– repartió a diestra y siniestra. Hubo para todos, menos para Jesús Vázquez, que ya las había recibido de varios colores en la gala anterior. Mejide tiró contra el programa, contra el cásting, contra el jurado, contra los profesores, contra la dirección y, por supuesto, contra los "triunfitos".

Es un nuevo modelo de hacer show en televisión, o lo que es lo mismo de ganar pasta gansa: si el programa no funciona por si solo, agénciate un personaje y muéstralo regurgitado en formato de vídeos varios como el mejor de los freak televisivos. En esta ocasión el resultado ha sido de Oscar. Risto levanta tantas pasiones como odios, y con ellas ha conseguido no dejar indiferente a nadie. Risto es el antibiótico perfecto contra ese virus televisivo que tanto miedo da a ejecutivos de cadenas y productoras: la indiferencia. Su uso, y sobre todo su abuso, provoca amor y odio, a parte iguales, ira, llanto y algo tan dañino como una buena dosis de realismo. Reconozco que, al igual que Greg House, me atrae tanto el producto como sus efectos secundarios.

Risto es, a su pesar o por su empeño, el hombre de moda: es listo, sabe hablar, sabe de lo que habla –o al menos lo hace creíble– y lo que es mejor, dice lo que le da la real gana –o lo parece–. Es una especie de "Todo lo que usted siempre quiso decir pero que jamás se atrevió a comentar, las más de las veces por miedo a quedarse sin trabajo, sin familia, sin novia, sin hijos, sin amigos y sin perro".

Eso, y mucho más, es Risto. O el producto que nos quieren vender, porque si utilizamos el metalengüaje Ristiano, no sabemos dónde termina la persona y empieza el producto. Son tan miméticos y tan verosímiles sus planteamientos de "hijo de puta brutalmente sincero" que nos tiene a todos confundidos.

Si un día de estos sale del plató –para después volver– habrá cumplido uno de los ritos televisivos más de moda: la rabieta del famoso. Y así, el irreverente icono contracultural será fagocitado por la cultura basura televisiva, de igual modo que Dadá, Haring, Warhol y otros muchos forman parte de aquello contra lo que se rebelaron.

Si en cambio no vuelve y desaparece, muchos le olvidarán. Otros, en cambio, le echaremos de menos y habremos comprobado que el Risto persona pudo con el Risto personaje, y que su rebeldía era algo más que una pose.

De momento le tenemos en youtube –hasta la saciedad– y en su blog, donde podemos degustar su esencia pura de cabrón sincero, algo que no abunda ni en éste ni en otros países. Y como buen producto televisivo, Risto también tiene un lado humano. Quedémonos hoy con él.

25 abril 2008

S'okey, S'allright

Wenceslao Moreno, además de ser el tío de José Luis Moreno, fue también uno de los ventrilocuos más famosos en Estados Unidos durante los años 60 y 70. Más famoso –aunque cueste creerlo– de lo que su sobrino es hoy en día en nuestro país. Señor Wences, o Senor –sin la ñ– Wences, que era su nombre artístico, comenzó su carrera como artista en España. Durante sus primeros años formó pareja con su hermano y se dejó ver en el Circo Price junto a payasos como Pompoff y Teddy. En 1934 llegó a Argentina y de allí pronto dio el salto a Nueva York. Pronto conseguiría hacerse un hueco en el mundo artístico, participando en un par de películas, aunque en una de ellas, CENA A MEDIANOCHE, quedaría fuera merced al montaje final. Si figuró en cambio en MOTHER WORE TIGHTS (Siempre en tus brazos) junto a Betty Grable y dirigidos por Walter Lang. Entre sus momentos estelares se encuentran sus apariciones en el show de Ed Sullivan, uno de los programas más vistos de la historia de la televisión en el que el Maestro Moreno puso de moda su particular acento y, sobre todo, dos frases que muchos recordarán años después (entre ellos Billy Cristal): S'okay, s'allright.

El Señor Wences no necesitaba muñecos. Su mano izquierda formando una boca, unos ojos pintados, una peluca y un pequeño traje daban vida a Johnny, un alter ego irreverente e incrédulo con el que iniciaba muchas de sus actuaciones.

Wenceslao Moreno murió el 16 de abril de 1999 a los 103 años, tal y como contaba por esas fechas el periodista Víctor de la Serna en el diario El Mundo. Según leo en varios blogs persiste la intención de realizar un documental sobre su vida, algo que seguramente el personaje se merece. Mientras llega, y gracias a algún internauta, podemos disfrutar alguna de sus múltiples actuaciones. Entre ellas las mencionadas en el Ed Sullivan o junto a los famosos teleñecos. (Gracias a José Ignacio por descubrírmelo).



NOTA AL MARGEN: Ya que unos señores (al parecer imbéciles) nos han esquilmado la oportunidad de ver este maravilloso gag, os dejo este otro en compensación.

14 abril 2008

Eurovisión en la memoria

Son muchos los que han alzado la voz (o sea, voces) en contra de la presencia del CHIKI-CHIKI como representante de España en Eurovisión. Pero, la memoria es flaca. Recordemos, por ejemplo, a este señor que quedó –¡Atención!– en el 6º puesto hace unos años. Aquí el vídeo:




Éstos –que no tienen nada que ver con el resto de este post– eran los representantes de Bélgica en el año 1973. Lo he puesto por que me meo de risa con las pintas y el baile. Sí, sé que fueron años terribles, pero ¿y si vuelven? El vídeo es éste:




Y ese mismo año, 1973, ganaron estos señores, con una canción que no ha pasado de moda, y que los productores de la serie PRISON BREAK han tenido el detalle de colar cantada por uno de sus protagonistas (Amaury Nolasco). Este es el vídeo:




¿Y alguien se acuerda de esta señora (EVA SANTAMARÍA)? ¡Especial atención a los bailarines, que van a la suya, cada uno a la de él!:





O de ésta, una tal LUCÍA (atención especial a cómo nos representaban en el año 82, o sea, como ahora, toros, caballos y flamenco, con el aplomo de ese excelente profesional, Miguel de Los Santos):




Y en el 83, fue esta señora (REMEDIOS AMAYA) que, con todo respeto, no ayudó mucho para quitarnos, poco a poco, el sambenito de toreo y flamenco:




Pero bueno. Pasan los años, llegamos al 2005, y miren a quien mandamos. A estas (SON DE SOL):




Y en el 2006 a estas otras (LAS KETCHUP, con las congratulaciones de Beatriz Pecker):




Sinceramente, yo estoy orgulloso de que por fin hayamos conseguido cambiar la imagen con este tipo tan friki como los LORDI o EL DEL PAVO. No sé si ganaremos, pero vamos, lo que es reir, va a ser un no parar.

07 abril 2008

Con un par

Cuando uno es guionista, o cuando cree que lo es, sobrevive gracias a dos grandes sueños. El primero: vender un guión a una productora. Si está bien pagado mejor pero como en la profesión somos optimistas bien informados, sabemos que no importa cuánto mientras el guión se convierta en cine, o en tv movie, o en serie. El fin justifica los pocos medios.

Una vez vendido, y generalmente mal pagado, el segundo gran sueño es que los elegidos para dar vida a esos personajes con los que hemos vivido y soñado durante años, sean los mejores actores del mundo. Si dibujamos a un héroe, queremos (casi todos) que éste sea la mejor y más consagrada de las estrellas. Después nos conformamos, pero así, de entrada, a todos se nos hace la boca agua con apellidos como Pacino, De Niro, Brando, Penn, Willis, Norton, Pitt, Del Toro, Daemon y demás estrellas del firmamento.


Pues estos días, hay dos tipos que han acariciado y amañado ese lujo, al alcance de unos pocos: Jon Avnet, director, y Russell Gewirtz, guionista, han conseguido juntar en la misma película a dos de los mejores actores del cine moderno: Robert De Niro y Al Pacino. Sí, ya sé que no es la primera vez, que ya estuvieron en EL PADRINO II, y también en HEAT de Michael Mann. Pero es que aquí están juntos en prácticamente todas las secuencias, y eso cuesta mucha pasta y muchas sesiones de dorar la píldora a los respectivos agentes. La película se titula RIGTHEOUS KILL , y en ella dos policías, aunan esfuerzos para dar caza a un psicokiller (originalidades, las justas, que bastante les habrá costado juntar a las dos megaestrellas).

Este sueño, se ha hecho realidad muy pocas veces. Y no siempre en este empeño han salido bien parados. De entre ellos, el mejor, por calidad y estrellato, es el de Robert Redford y Paul Newman: dos disparos (EL GOLPE y DOS HOMBRES Y UN DESTINO), dos aciertos y hombre agradecido, el director George Roy Hill, artífice en ambos casos. Casi tan afortunado como Francis Ford Coppola, que en EL PADRINO y EL PADRINO II, consiguió juntar a tres de los mejores actores de la historia: Marlon Brando, Al Pacino y Robert De Niro (en pantalla, ya que en escena sólo Micahel-Pacino aprendió las lecciones de Vito-Brando) . Otros lo intentaron, con peor fortuna. Por ejemplo Frank Oz que en THE SCORE metió con calzador a De Niro y a Brando en una de ladrones con poca chicha y menos gracia.


Otros como Barry Levinson y David Mamet extendieron toda una cortina de humo sobre los excesos sexuales de un ficticio presidente de los EE.UU. (cualquier parecido con la realidad pura coincidencia) gracias a los magos De Niro y Dustin Hoffman (WAG THE DOG). Años mas tarde la comedia les pondría frente a frente con un resultado más que desastroso en LOS PADRES DE ÉL, secuela de la, sin embargo, divertidísima LOS PADRES DE ELLA

Muchos los nombrados y pocos los elegidos. Entre mis favoritos, además de los mencionados Redford y Newman, están el Connery y el Caine de EL HOMBRE QUE PUDO REINAR, Connery de nuevo con Harrison Ford y otra vez Connery con Kevin Costner (con Capone-De Niro al fondo), por supuesto el Henry Fonda y el James Stwart de EL CLUB SOCIAL DE CHEYENNE, y entre los jovencitos me quedo con los Pitt y Norton de EL CLUB DE LA LUCHA. También, aunque un poco menos estrellas, están el De Niro y el Penn de NO SOMOS ÁNGELES, el mismo De Niro y el Nick Nolte de EL CABO DEL MIEDO, el Morgan Freeman y el Tim Robbins de CADENA PERPETUA, etc.

De Niro tiene 64 y Pacino cumplirá en unos días 68. Una anécdota cronológica para dos hombres capaces de convertir en realidad el sueño del más infame de los guionistas. Sirva este post como homenaje a los grandes actores, entre los que también podemos incluir, sin vergüenza a dos de los nuestros: Bardem y Carmelo.

26 marzo 2008

Lo que Rafael Azcona nos deja

Durante muchos años, en España (incluso en otros países), se pensaba que el guión lo escribían los actores, y como mucho, el director. Gracias a Rafael Azcona nos enteramos de que había una persona, llamada guionista, que escribía todo lo que tenían que hacer y decir ante la cámara. Imposible resumir en un post la grandeza, la mordacidad, la ironía y el espíritu profundamente crítico y cómico de la escritura de Azcona. Una imagen vale tanto como sus palabras.

24 marzo 2008

El nuevo Ferrari de Fernando Alonso











Las cosas no van bien en Renault. Alonso ha puntuado pero reconoce que su monoplaza no da más de sí. Pero dicen que a río revuelto, ganancia de pescadores. Que en la Fórmula 1 se traduce así: si Felipe Massa, segundo piloto de Ferrari, ni puntúa, ni termina las carreras, eso, puede abrirle las puertas a Alonso. Al menos es lo que piensan los chicos del diario AS.

Yo no tengo ni puñetera idea de motores (y muy poca de Fórmula 1). Pero gracias a una ínclita fotógrafa –gracias Mireille– hemos dado con la solución a todos los males del piloto asturiano. Se trata de este nuevo ferrari (localizado C/ Barquillo de Madrid), listo para hacer frente a los más duros envites de Raikonnen. Además, como extras, lleva cadena para aparcamiento reducido y manutención arbórea, y el siempre imprescindible ticket para la zona verde.


13 marzo 2008

ENCAGADA (sí, encagada)

Secuencia de los hechos. PRIMERO FUE ESTO:


Yo es que soy muy soviético, en cuanto al montaje, y si veo tres vasos de leche, un señor tumbado en el suelo, así como con dolor de culo, y un water, tengo tendencia a crear una historia tipo 'brownie' (marrón). Pero vais a ver que no. Que aunque el editor gráfico de 20 MINUTOS quiso jugar con nosotros, no hay una relación causa-efecto entre esas tres fotografías. Y es que lo que de verdad importa es esto:


Este podría ser el argumento para una película de bajo presupuesto, que si la dirigiera Julian Schnabel ("LA TAZA Y LA MOSCA") llegaría hasta los Oscar y que si se la dejaran a John Waters ("ENCAGADA") la redondearía con secuencias truculentas (al estilo John Waters). Volviendo a la noticia, lo que más me gusta es cómo resuelven un tema en el que no hay fotos (es evidente el porqué) los chicos del equipo gráfico de 20 minutos. Sí señor, con un water (no confundir con Waters, el director). Eso es ingenio y lo demás son tonterías.

Centrémonos ahora en la historia. La primera pregunta que nos surge, a casi todos los seres humanos, es ¿y por qué no rompieron la taza? Hombre sí, pero entonces es que igual se quedaban sin water. Y puedes vivir sin lavavajillas y sin spontex, pero sin water no (hay quien viva). Ni el el rey del estreñimiento (creo yo) sería capaz de aguantar más de una semana sin evacuar.

Ahora en serio (si se puede). En la noticia hay varios puntos interesantes. Por ejemplo, que su marido le llevaba comida y agua (por lo de sobrevivir y esas cosas) y que la mujer no quería salir del baño. De todo esto, los investigadores de la policía han deducido que se puede tratar de un caso de maltrato y que "tal vez" la mujer no está bien de la cabeza.
¡¡¡ Acabáramos !!! Dos años sin salir del water porque está encajada. Hombre para eso no hace falta ninguna investigación. Es evidente que algo en la cabeza de esta mujer no funciona bien, ¿no les parece?

De regalo una última foto a la que le aplico la teoría (soviética) del montaje. Imaginen que la mujer atrapada en el inodoro hubiese sido la fan de Springsteen:

10 marzo 2008

PUBLICIDAD SUBLIMINAL ... y algo más

El veterinario de Aisha, nuestra gata, se llama Gonzalo. Y cada vez que le visitamos nos encontramos su panel lleno de anuncios. Entre todos ellos nos llamó la atención éste en concreto. Primero por el esmero con el que estaba escrito. Después, paradójicamente, por las faltas de ortografía ("tambien" y "mas"), y por último porque pensamos que entre tanto cariño por los animales se escondía un anuncio de la sección de contactos del País. Nos morimos por saber a qué se refiere la citada "paseadora" con ese "...y algo más".

03 marzo 2008

EL APARTADO 14




















Hace tiempo que quería incluir esta foto y el tema entre mis entradas. Unas veces por prudencia y otras por vergüenza, he preferido obviarla. Ahora, que el tema está candente en varios blogs (HASTIADO, MISS JULIE, etc), me he decidido a colocarlo.

Para aquellos que no lo puedan leer bien, lo descifraré. Es el apartado Nº 14 de una Biblia (seguro que a más de uno les suena) para una serie de "humor" que llegó a emitirse en Antena 3 hace algunos años (en 2004, duró poco y no precisamente por no seguir los dictados de este apartado) y cuyo texto, relacionado con las directrices dictadas por la cadena (Antena 3) dice tal que así:

"14. LIMITACIONES TEMÁTICAS. Es una desgracia tener que incluir un apartado así en una biblia, pero ya nos hemos dado de bruces con esta cruda realidad, y no es cuestión de que trabajéis en balde.
- No incluir temas políticos
- No referencias a la familia real
- No Drogas
- No atacar a la Iglesia
NOTA FINAL: SÉ GRACIOSO, POR FAVOR"


Espero sus reacciones.
P.D.: Las minúsculas de "familia real" son literales.

25 febrero 2008

SÍ ES PAÍS PARA BARDEM


80 edición de los Oscar. John Stewart ejerció de host, es decir de anfitrión y presentador, de una las galas más sobrias y poco lustrosas que se recuerdan. Cuentan que la huelga de guionistas no les ha permitido proponer una ceremonia plagada de números musicales, de montajes soberbios y de discursitos más o menos ingeniosos, que es lo que mandan sus canones. Aún así Stewart dejó claro de qué lado están este año los actores (del demócrata). Y como con los Goya, reseñaré algunos de los momentos. Unos por lustrosos, otros por penosos.

1. Ganó Bardem. Merecidamente. Y con con un discurso de agradecimiento elegante y valiente (el mejor, junto con el de Trueba, de los españoles que han tocado el galardón), al que tuvo el sabio riesgo de añadir unas palabras en español. Para ellos, ininteligibles. Para nosotros trascendentales. Porque dio las gracias a su madre (que estaba allí echando lágrimas y gritos, casi sin respirar), para su padre, para sus familiares y en general para los cómicos –denostados e insultados días atrás por algunos políticos ignorantes–. Estos días en los que nos hemos enterado de que las pensiones de algunos de ellos, como por ejemplo María Isbert, no superan los 380 euros. Nuestro aplauso merecido para uno de nuestros mejores actores y para los que, como él, honran la profesión con su buen hacer.



2. Ganó NO COUNTRY FOR OLD MEN. Es una de las mejores películas de los Coen (a pesar de los comentarios del Figueras) y demostró que su cine está muy por encima de la media. Es un premio a un estilo de cine que poco tiene que ver con el de las grandes superproducciones. Es un premio al cine de calidad, y a toda una trayectoria jalonada de grandes trabajos: SANGRE FÁCIL, ARIZONA BABY, BARTON FINK, MUERTE ENTRE LAS FLORES, FARGO o EL GRAN LEBOWSKI están entre lo mejor del cine americano de los últimos 30 años. Su triunfo fue completo: MEJOR PELÍCULA, GUIÓN, DIRECCIÓN y ACTOR. Por que no nos olvidemos de que, aunque el de Bardem lleva de nombre "supporting role" su trabajo está a la altura (sino por encima) del de Josh Brolin o del mismísimo Tommy Lee Jones. (Y esperemos que esto sirva para que los distribuidores saquen copias en V.O. y de esa forma podamos escuchar la auténtica voz de Bardem, y comprobar el porqué del Oscar).



3. Sorpresón el premio para Tilda Swinton, que le quitó uno cantado para Cate Blanchett. Pero más grande si cabe es el campanazo de Marión Cotillard (y de ello dio fe la cara de asombro de la Blanchett al oir el nombre de la francesa). Aunque no olvidemos que la carrera de premios que lleva Cotillard es interminable: entre los últimos, el BAFTA, que lo ganó frente a las mismas (casi) a las que se llevó el Oscar. Su mérito es mayor, si cabe, que el de Bardem. Primero porque lo ganó hablando en francés. Eso en Hollywood es casi un milagro. Y segundo porque viendo lo guapa que estaba al recibirlo, resulta imposible no imaginar cuánto ha sufrido la actriz para ponerse en la piel de una cantante pequeña, enjuta y fea, que es lo que era Edith Piaf. Gran reverencia por tanto para Cotillard y para su equipo de maquillaje (Didier Lavergne y Jan Archibald), que también se llevó el correspondiente Oscar.



4. Más que NO COUNTRY FOR OLD MEN, diríamos que NO COUNTRY FOR AMERICAN PLAYERS, es decir que ayer no fue UN PAÍS PARA LOS ACTORES AMERICANOS. Bardem (español), Cotillard (francesa), Tilda Swinton (británica), Day-Lewis (británico).


5. El Oscar al Mejor Guión Original para JUNO parece una broma pesada de la Academia. Y es que JUNO es eso, una broma que se ha colado entre las 5 mejores de forma incomprensible. Ni es el mejor guión, ni está entre las 10 mejores del año pasado. JUNO es una historia previsible a más no poder, cuyo gran valor es haber convertido a un personaje detestable –una quinceañera prepotente y estúpida– en el más entrañable de nuestros adolescentes. Es una comedia curiosa, realizada con cierto desparpajo y dos o tres personajes interesantes. Pero de ahí a estar en ese pedestal. En fin, que quieren que les diga, que para gustos hay colores. Y no valen las comparaciones con LITTLE MISS SUNSHINE. Aquella (era y es) una comedia dramática con muchísimos más elementos interesantes y con un grupo de personajes (y de actores) que le dan cien patadas a JUNO en el trasero. Por mucho que su guionista se llame "Diablo" y haya sido estriper. He dicho.

6. En esta misma línea: los guiones de MICHAEL CLYTON de Tony Gilroy, o el de RATATOUILLE, le dan 10.000 vueltas, lo miren por donde lo miren. Y encima han dejado escapar otros como EN EL VALLE DE ELAH o PROMESAS DEL ESTE, auténticas joyas de estructura y narración que ni siquiera llegaron a ser candidatas. Sobre la primera, contaba Figueras que la crítica al patriotismo made in USA no ha debido gustar. Para mí la carga crítica de EN EL VALLE DE ELAH es menos profundo de lo que debería, ya que quien la hace, Haggis es, en el fondo, un patriota. Crítico, pero un patriota.

7. No es justo el ostracismo mostrado hacia ATONEMENT. Es una gran película. Y aunque su director o sus actores principales (James McAvoy y Keira Knightley) no le hayan dado el lustre merecido a la historia, la realización, el guión (soberbio) y la interpretación de Saorise Ronan (la niña) son joyas que no deberían haber dejado escapar. Algo parecido habría que decir de SWEENEY TODD, muchísimo mejor película que, por ejemplo, JUNO.

8. A pesar de la polémica con el Oscar a la PELÍCULA EN LENGUA EXTRANJERA, parece que han premiado a la mejor. Dentro de nada (el 15 de marzo, para ser exactos) la veremos ya que wandavisión la estrenará un día de estos. DIE FÄLSCHER, se llamará aquí LOS FALSIFICADORES.


9. La guerra empieza a ganar peso. En la categoría de MEJOR DOCUMENTAL, 3 de ellos relatan historias relacionadas con soldados o detenidos en Irak y Guantánamo. La ganadora, TAXI AL LADO OSCURO pasa estos días por Canal+. Así que, quienes tengan la posibilidad, no se la pierdan.

10. Alberto Iglesias, que es un compositor genial, no se lo llevó por THE KITE RUNNER. La razones son variadas. La principal es porque la película, seguramente, no la ha visto ni dios. Si aquí no se ha estrenado, y Alberto estaba nominado, imagínense en EE.UU.. La segunda, la temática: un hombre que regresa a Afganistan. Ya saben que, ese país, en estas lides, no está bien visto. Y se me ocurre que porque la música de ATONEMENT es muy buena. Y ya son tres.

11. El jaleo montado por Antonio Muñoz de Mesa en los cines Ideal caminaba entre lo ridículo y lo patético.Culminándolo con los gritos a lo champions de "campeones oe, oe, oe". A la altura de la presentación del Oscar que hicieron los dos insulsos protagonistas de SUPERSALIDOS. Saquen sus conclusiones.

Un apunte final: ¿será este el principio de una gran amistad?

18 febrero 2008

SALPICARÁ LA SANGRE

















Puede sonar a "dejà vu", pero lo cierto es que hace más de 10 años, tras disfrutar de la magnífica versión musical que de SWEENEY TODD hizo Mario Gas, con las voces de Vicki Peña y Joan Crossas, lo primero que se me pasó por la cabeza, es que aquello parecía escrito para Tim Burton. Tenía todos los componentes: personaje débil traicionado por poderosos en un Londres jacobino, una historia de amor tremenda y oscurecida por la venganza, un punto gore y humor, mucho humor negro.

Y así, acierto más, acierto menos, es lo que le ha salido a Burton en este musical. Vayan por delante dos avisos para navegantes cinéfilos con ciertas dudas: lo primero es que más de 90% de los diálogos de SWEENEY TODD son musicales. Es decir, que estamos ante una adaptación de un musical, que respeta, casi al pie de la letra (musical), el tono de sus creadores originales, Stephen Sondheim y Hugh Wheeler. Y que por tanto es eminentemente un musical peliculizado. Y lo segundo es que, una vez tomada la decisión, no olviden llevarse un buen chubasquero, porque aquí la sangre, corre y salpica.

Es, en casi todo, un filme 100% Burton. Pero hubiese sido todavía más Burton y, desde luego, más grande si el director hubiese apostado menos por la sangre y más por el humor negro. Un juego al que se acerca y del que dan buena fe casi todas las apariciones de su mujer, Helena Bonham Carter. Pero que pronto abandona en pos de una tremenda y sangrienta venganza.

HABLEMOS DE TIM
Burton es –en las entrevistas– un tipo encantador. Es afable, escucha, mira y está atento a todo lo que se le pregunta. Tuve ocasión de entrevistarle hace algunos años en Barcelona durante la promoción de su peor película –creo yo– hasta la fecha: EL PLANETA DE LOS SIMIOS. Lo mejor de todo es que él tampoco estaba demasiado contento con el resultado. Y aunque no lo hizo explícito, sí dejó entrever su falta de convencimiento. Igual que se mostró más convencido de sus siguientes proyectos, que serían BIG FISH y LA NOVIA CADÁVER.

No soy fan –de fanático–, pero sí un seguidor de todo lo que ha hecho y hará. Me interesa su marca, su humor –ya lo he dicho–, negro, sarcástico, casi, sólo casi, gore. Y disfruto sobre todo con su predilección por personajes atormentados, solitarios, equivocados, ingenuos, soñadores e insistentes. Y en este SWEENEY hay mucho MANOSTIJERAS y mucho SLEEPY HOLLOW. Está lo mejor de Burton y, aunque puede que no pase a la historia como su mejor película, forma parte de su bagaje, convirtiendo en coherente el resto de su carrera (execepción a la regla, EL PLANETA DE LOS SIMIOS).

Por su escenografía, por su calidad musical, por sus méritos artísticos, por su oscura historia, y por que se deja ver su sello es por lo que me gusta SWEENEY TOOD. Aunque, si tuviera niños, incluso "niños muy raros" no les llevaría a ver esta película. Quizá la mano diabólica del barbero se haya apoderado un poco de la silla de Burton y, quizá por eso, le ha salido una película desmesuradamente sangrienta.

15 febrero 2008

BARDEM DE SOPORTE

Intentaré explicar en unas cuantas líneas por qué los Oscar no son más que una mera operación de márketing cinematográfico. Tomemos por ejemplo el caso de Bardem. El actor ha sido nominado, es decir que es uno de los 5 candidatos para ganar la estatuilla, dentro de la categoría de "Best Performance by an Actor in a Supporting Role", que nosotros podríamos traducir como MEJOR TRABAJO DE UN ACTOR EN UN PAPEL DE SOPORTE, y que coloquialmente transformamos (mal) como MEJOR ACTOR SECUNDARIO.


Ahora fíjense bien en este cartel. Fíjense en qué lugar aparece el nombre de Bardem. Y después fíjense en la cara que aparece en ese cartel ¿Se han fijado ya lo suficiente? Sí, es la de Javier Bardem. Bueno pues el actor está nominado en esa categoría (MEJOR ACTOR EN PAPEL DE SOPORTE) porque la productora (según se ha expresado en varios medios) ha optado por presentarlo (sí señor, para ser nominado hay que presentarse primero, si no, no hay nada que hacer) en esa categoría. La razón: porque en este apartado y al ser un actor menos conocido (español) tiene muchas más posibilidades de ganarlo (que compitiendo con Tommy Lee Jones o con Daniel Day-Lewis, y esto último es muy cierto). Es decir ellos lo han presentado y la ACADEMIA DE HOLLYWOOD, aún después de haber visto el cartel y la película lo ha aceptado. Una de dos, o los de la Academia son tontos (lo dudo) o esto es una operación pura y dura de marketing.

(OJO, ESPOILER)
Los que hayan visto la película, sabrán que el personaje de Anton Chigurh no es sólo el detonante de la historia, si no el motor y la razón de ser. Es el personaje clave. Sin él, no habría novela (está basado en un relato de Cormac McCarthy), y por supuesto, sin él, sin el personaje de Bardem no habría película. Puede alguien en su sano juicio considerar que su TRABAJO en NO COUNTRY FOR OLD MEN es el de UN ACTOR EN UN PAPEL DE APOYO: yo no.

Así que cuando piensen en la importancia de los OSCAR, piensen que a Bardem le han colocado como SECUNDARIO. Pero no dejen de pensar también que Tim Robbins (el principal personaje de la película) lo ganó como SECUNDARIO por MYSTIC RIVER, que Charlize Theron lo ganó como SECUNDARIA en MONSTER, que Jamie Foxx estuvo nominado como SECUNDARIO por COLLATERAL, que Cate Blanchet estuvo nominada como SECUNDARIA en DIARIOS DE UN ESCÁNDALO, o que Jake Gyllenhaal estuvo nominado como SECUNDARIO por BROKEBACK MOUNTAIN. Piensen en todo eso, y sobre todo, piensen en los OSCAR como un merchandising más. Que es lo que son.

Pero si no pueden evitarlo (como yo) deseen que Bardem lo gane. No por que sea el mejor en su categoría o porque debería estar nominado como MEJOR ACTOR, que también, sino porque es uno de nuestros talentos más valiosos y sólo por eso, se lo merece. Bueno, por eso y porque NO COUNTRY FOR OLD MEN es una de las mejores películas del año.

04 febrero 2008

LA SOLEDAD DEL GANADOR

En otros blogs –como por ejemplo el de Álex de la Iglesia– he preguntado –al aire–, qué pasa en nuestro cine cuándo una película como LA SOLEDAD de Jaime Rosales, nominada este año a la Mejor Película, sólo la han visto 41.404 espectadores y otra como EL ORFANATO, sin embargo, ha sido vista por 4.064.018.

Ahora añado: ¿QUÉ PASA CUÁNDO LA CONSIDERADA MEJOR PELÍCULA ESPAÑOLA DEL AÑO SÓLO HA SIDO VISTA POR 41.404 ESPECTADORES? ¿QUÉ PASA CUÁNDO EL DIRECTOR DE UNA PELÍCULA GANADORA EN CANNES DE 2003 VE CÓMO SU SEGUNDA PELÍCULA PASA POR LAS SALAS DE PUNTILLAS?
Yo no tengo la respuesta, pero es evidente que aquí hay algo que huele mal, muy mal. Algo que sin duda tiene mucho que ver con quiénes son los EXHIBIDORES y cómo, y en qué condiciones, EXHIBEN la mayoría de las películas españolas. Insisto: "algo huele a podrido en Dinamarca".

Y ahora vamos con los momentos GOYA y las cosas que más me llamaron la atención de la pesada, plomiza y extensa ceremonia.

1. Sigue siendo larga. Muy larga. Y no por culpa de los Cortos (que se entregaron a toda pastilla).

2. No tiene sentido emitirla con tanto retraso. Gracias a Internet, muchos, ya sabíamos cuál era la Mejor Película, mientras en TVE 1, todavía estaban con el repaso a los desaparecidos.

2b. Llama la atención que entre tanto glamour y entre tanto traje (chapeau Sánchez Arévalo por el suyo), un tipo llamado Pepe Viyuela aparezca con una chaqueta de pana y una camisa. Ni en AIDA le hemos visto tan dejado.

3. Maribel Verdú se merece tantos Goya como nominaciones. No lo ganó el año pasado (EL FAUNO), ni hace unos cuantos por su soberbio trabajo en LA BUENA ESTRELLA. Ésta era una deuda pendiente y saldada, de momento.

4. Alfredo Landa demostró el buen trabajo de sus guionistas (y sus directores). Su premio era el único seguro y fue incapaz de articular palabra. Y lo que es más grave, de prepararse cuatro líneas. Hay quien dice que las tenía reservadas para el GOYA AL MEJOR ACTOR –que fue para Alberto Sanjuan–. Pero cuando éste bajó a recibirlo, la cámara nos mostró como Landa decía a su compañero (su esposa, creo): "MENOS MAL...".

5. Menos mal, también, que Roger Princep –que quizá algún día sea actor– no se llevó el revelación: su mejor aportación en EL ORFANATO, es morir pronto. (Y el detalle de Corbacho de entregarle un mini Goya no se entiende, salvo por su filiación catalana).

6. Más Corbacho: sus intentos por parecerse a los showman de los Óscar con sus comentarios impertinentes, se quedaron en eso, intentos. Por suerte para él, Belén Rueda, además de buena actriz, tiene aplomo. Su mejor aportación (de Corbacho y Cia): los trailers falsos, sobre todo el de EL ORFANATO (EL LOFT BARATO), por transmitir con humor uno de nuestras mayores injusticias. Y su beso a lo Brody-Berry, me recordó más a los que daba Charlton Heston en su época: puro teatro sin labios.

7. Jota, así llaman a Juan Antonio Bayona, salió a recibir su Goya al Mejor Director Novel, pero antes tuvo el detalle de saludar al guionista Sergio Sánchez. No es habitual y eso le honra.

8. Con todo respeto, EL ORFANATO no merecía el Mejor Guión Original. Y su guionista, Sergio, no lo arregló en su discurso diciendo que habían dicho de su guión-película era "una mala copia de LOS OTROS". No es ni una mala, ni una buena, porque no es una copia. Pero es que tampoco ha heredado sus virtudes. Para su desgracia (la del guionista), TVE 1 la emitió a continuación de la gala, y así pudimos comprobar, una vez más, cómo el guión de Amenábar es toda una lección de sencillez, clasicismo, misterio y elegante homenaje a THE INNOCENTS. Algo que, insisto, no tiene el de EL ORFANATO (*Por cierto, ¿se han fijado en los paralelismos argumentales que existen entre EL ESPINAZO DEL DIABLO y EL ORFANATO?).

9. LA SOLEDAD recibió el premio a la MEJOR PELÍCULA con un enorme halo de SORPRESA que, con los minutos y dado el silencio de la sala durante los discursos de productores y director, se transformó en SOLEDAD.

10. A la última parodia de Corbacho, la de Bardem en NO ES PAÍS PARA VIEJOS, le falto ingenio. Y en lugar de pistola, una bombona de OXÍGENO, con forma de PROMOCIÓN, que es lo que más falta le hace a nuestro cine. Y de paso es lo que utiliza Bardem en la película.











ÚLTIMO APUNTE: Vayan a ver LA SOLEDAD. Que, aunque ya está en DVD (incluso en el "top manta"), espero vuelva a nuestras carteleras. Y un aplauso muy fuerte a los chicos de wanda por seguir apostando por el cine independiente, singular y de calidad (esta va por ti Yolanda).

29 enero 2008

FUMAR MATA, A TODOS

Como hacen los de EL JUEVES, he puesto ese título, pero tenía otro al que no he podido resistirme: CAFE, BOTELLA Y PURO.
He sido fumador durante unos cuantos años de mi vida (aprox. 15). Y por esa razón –entre muchas otras– nunca me han parecido de buen gusto esos "avisos" con los que el Ministerio de Sanidad ha intentado explicarnos lo dañino que es el tabaco. Ya saben: es dañino para nuestra salud, pero no para su bolsillo.
Dicho de otra forma más prosáica: aquí, "lo que mata engorda", pero el bolsillo de Hacienda. Por eso, y aunque al principio resultaban impactantes y estremecedoras, he dejado de prestarles atención a frases como la que aparece en este paquete de Lucky. Hasta que, hace unos días, me dí de narices con esta noticia, ilustrada con estas fotos. Y empecé a pensar en eso de la "justicia poética".











AÑADO: vuelven a sobrar las palabras. Entre otras cosas porque con tanto polvo no me sorprende que algunas se sonrojen:

28 enero 2008

EL OSO, SIN EL MADROÑO



Todos los medios se han hecho eco de la huelga de guionistas, pero nadie, absolutamente nadie, ha dicho ni una palabra de la huelga de los osos. Éste, que tiene pinta de estar más cansado que el de la película de J.J.Annaud, estaba el otro día en la entrada del metro Lavapiés. Y sin el madroño. Ya de lejos, subiendo la cuesta de la calle Ave María, el peluche tarareaba, con profunda amargura, unos versos de Sabina: "Más triste que un torero, al otro lado del telón de acero. Así estoy yo, así estoy yo, sin ti". Me llegó al alma. Por eso, di la vuelta y le eché una foto. A ver si entre todos podemos conseguir que el Alcalde le ponga un árbol, quiero decir, un madroño. (¡Mira Gallardón, que si no lo haces, llamamos a Tita!)

Añádase a la galería de bestias pardas con las que me he encontrado en otras madrugadas: un gallo y un... bueno, eso.

25 enero 2008

MAS ALLA DEL BIEN Y DEL MAL














Señoras y señores, acostúmbrense a esta nueva imagen. Porque así veremos a Sly a partir de ahora. Dentro de unos días llega hasta nosotros la cuarta -creo– aventura de aquel soldado que regresó a Vietnam y al que el pueblo americano –al menos el pueblo por el que pasó– le dijo bien alto algo así como "no es país para rambos". Y aunque suene extraño, Sly lleva haciendo esto desde 1978, que fue cuando se aventuró a dirigir su primera película PARADISE ALLEY, animado sin duda por los buenos resultados de su primer ROCKY , que no dirigió, pero sí escribió –sí señores, incluso estuvo nominado al Óscar– y protagonizó. Desde entonces han llovido 3 Rambos y 6 Rockys. Toda una vida (62 tacos) plagada de éxitos (en los 70 y 80), de fracasos (en el nuevo siglo), de muchos Razzies (más de 25 nominaciones), y con una sola interpretación digna de mención.

A lo largo de su carrera como actor, director y guionsta, Stallone ha conseguido tener tantos seguidores como detractores. Pero no se crean. Sly –aunque su presencia en pantalla nos diga lo contrario– es un tío muy listo. Y además ha aprendido cosas. La primera, sin duda, es a no mear fuera del tiesto. Así, en este JOHN RAMBO ha regresado a lo –único– que sabe hacer: disparar flechas, pegar tiros, soltar patadas y arrear puñetazos a diestro y siniestro. Por eso tal vez, la promoción de la película se ha permitido resumir el argumento de forma tan contundente y escueta: "En esta ocasión tendrá que proteger a unos misioneros católicos que se adentran en Birmania para abastecer de medicinas a unos aldeanos oprimidos por el despiadado ejército birmano". El resto es pura acción de una hora y media, en la que lo de menos es la situación que vive el pueblo birmano desde hace más de 40 años y que Stallone resume en un prólogo con imágenes montadas de poco más de un minuto. Con John en pantalla ¿quién necesita más?

Otro argumento que nos demuestra que lo avispado que es Sly es que conoce sus limitaciones. Las actorales. Y por ello sus diálogos en JOHN RAMBO no ocupan más de una página. Sly se debe a la acción y por eso su frase más larga sirve para resumir toda una vida de sufrimientos como soldado de fortuna: "Más vale morir por algo que vivir por nada". El resto son frases lapidarias, algunas tan largas como "cuando te empujan, matar es tan fácil como respirar". Las novedades, por así decirlo, de esta nueva aventura de Johny son su duración (corta), la cantidad de muertos y de sangre (record que Sly no ha tenido reparo en batir), la extrema violencia de los malos (el ejército birmano) y la presencia en el elenco de una exigua Julie Benz , a la que muchos recordarán por su excelente trabajo como novia del psicokiller televisivo DEXTER .

Arrancaba el post mencionando sus ganas de dirigir, así que para muestra final, no uno, sino dos botones, que son los proyectos que Sly tiene en marcha estos días, a cual más curioso. Uno es una tv movie sobre la muerte de los conocidos raperos Biggie y Tupac, que se llamará NOTORIUS. Y el segundo, atención, es un biopic sobre el famoso escritor Edgar Allan Poe, titulado así, POE y que –afortunadamente– no protagonizará Sly sino Viggo Mortensen.
(Dicen que el lunes 28, por la mañana, estará en el Bernabeu para presentar la película ante la prensa. Los de Mangafilms le habían preparado un acto muy divertido. Pero Sly, que ya es todo un director serio, no ha querido. Por la noche, el mismo lunes aparecerá en la premiere, que finalmente será en los Kinépolis (Madrid). God luc, mister Sly.)