21 julio 2008

Fresas salvajes

Con tanto calor, con tan poco tiempo para pensar y para disfrutar, no puedo quitarme de la cabeza la imagen de las fresas que mi madre cultiva en su pequeño y famoso huerto. Cumplen con el requisito de lo suculento: pequeñas y sabrosas. Son sólo fresas y son estas:

3 comentarios:

las ruvis dijo...

que enbidia mas gorda, che!!

vesis

martina dijo...

ñam!!!!

TELEpatético dijo...

Si no fuera por las pequeñas cosas...