27 agosto 2010

Parenthood

En uno de esos maravillosos y maratonianos pases que ofrece Fox Tv a la prensa, he podido disfrutar de uno de los estrenos de la temporada. La serie se llama "Parenthood" y es heredera de muchas otras "dramedias" (así definen los listillos de alguna productora la mezcla de drama y comedia) como "Con ocho basta", "Los Walton", más recientemente "Cinco hermanos", y por supuesto de la película del mismo título, rebautizada aquí como "Dulce hogar, a veces". Pero, eso sí,  con sutiles e importantes detalles. El primero es el innegable atractivo de su reparto, encabezado por Peter Krause (Six Feet Under), Lauren Graham (Las chicas Gilmore), Dax Shepard (La madre de él), Erika Christensen (Traffic), Monica Potter (La hora de la araña), Bonnie Bedelia (La jungla de cristal) y Craig T. Nelson (Poltergeist), entre otros.
La otra diferencia, más notable, es que aquí no hablamos de un clan perfectamente acomodado en el que unos hermanos sostienen las finanzas de una empresa mientras otros se convierten en estrellas mediáticas televisivas. Aquí, la famila Braverman, lucha por salir adelante de problemas como el paro, las enfermedades, la carencia de una madre ausente,  la rebeldía adolescente, el dolor de la pérdida o el descubrimiento de un hijo autista. No son ricos, ni están bien posicionados, ni viven en fabulosas mansiones o fantásticos pisos de diseño.
Bonnie Bedelia y Craig T. Nelson dan vida a los abuelos de un clan de cinco hijos (coincidencia?) cada uno con sus defectos y sus virtudes. El primer capítulo de esta serie -que en EE.UU. comenzará dentro de unas semanas su 2ª temporada-, retrata los problemas del clan Braverman, sus relaciones, sus querencias y sus traiciones, que pasan de la comedia humana a los amargos tragos de la vida, para terminar en la, a veces previsible, superación. No es perfecta y tal vez los defectos de su tono agridulce se ven venir a demasiada distancia. Quizás atornille hasta provocar la lágrima (la inevitable sombra de Ron Howard, responsable de los Códigos Da Vinci cinematográficos, se hace notar), pero nadie puede desestimar los valores y la empatía que pueden conseguir este grupo de grandes actores (casi todos de la televisión) con un guión tan sólido y estructurado como el que han creado Laurence Trilling, Jason Katims, Dylan K. Massin y sus productores, Brian Grazer y Ron Howard. Fox TV la estrena el 9 de septiembre a las 22.00.

*Anécdotas:
1. En el primer piloto de "Parenthood" el papel de Sarah Braverman (la hija mayor) lo interpretaba  Maura Tierney (una de las protagonistas de URGENCIAS). Por desgracia un cáncer de mama, no le permitió continuar los siguientes capítulos. Su papel se le ofreció a Helen Hunt, pero la productora no llegó a un acuerdo económico, y finalmente la seleccionada fue Laura Graham, conocida sobre todo por su papel de Lorelai Gilmore. La NBC tuvo que grabar de nuevo el piloto, secuencia por secuencia.
2. La curiosa e increible pareja formada por dos secundarios del cine de los 80, Bedelia y T. Nelson, cuya química, ausente en el piloto, está por descubrir.
3. El piloto comienza con una secuencia que nos recuerda "sospechosamente" a Six Feet Under (y no es la que he colocado aquí abajo).

10 agosto 2010

¿Pero quién coño es SALT?

Salt es la última película de Angelina Jolie. Salt es la protagonista de la última película de Philppe Noyce, señor al que debemos recordar por dirigir también la saga del agente Jack Ryan que comenzó con "Juego de patriotas" (Patriot Games).
Y "Salt" es también una película que ya hemos visto. Porque todos hemos visto como Geena Davis se curaba su pasado disfrazada de ama de casa, para, de repente, recordar que ella era una agente letal, una asesina de armas tomar, y todo eso en Memoria letal. Y porque también todos hemos visto como un agente, esta vez masculino y con la cara y el cuerpo de Matt Damon, se olvidaba de lo malo y peligroso que había sido y en el camino del recuerdo de ese sangriento pasado encontraba la redención gracias a una joven alemana de nombre (Franka Potente). Todo eso lo hemos visto, por triplicado y muy bien contado (gracias a sus directores y guionsitas) en El caso Bourne.

Y siguiendo ese -trillado- camino nos llega "Salt", película de la que ya se habla desde hace unos cuantos meses, gracias, por supuesto, a su protagonista, Angelina Jolie.

En defintiva, que las ideas, las nuevas, las originales, en Hollywood, siguen brillando por su ausencia. Y a falta de ellas, siguen apostando por el espía, agente u asesino, cuyos recuerdos -siniestros y peligrosos-  han sido borrados. Y, ¿a pesar de ser una historia ya contada, de una película y un argumento sobradamente conocido, creen que conseguirá levantar la taquilla? Yo digo que sí. Y para los que no se lo creen, botón de muestra, el trailer.

06 agosto 2010

Dexter on my mind

Dentro de unos días regresa el psicokiller más emocional y empático de la ficción audiovisual, con permiso de Hannibal Lecter: el 26 de septiembre vuelve Dexter Morgan a la televisión USA.
¿Qué queda de aquel muchacho, especilista en rastros de sangre de la policía del condado de Miami? ¿De aquel chico que, gracias a su padre, aprendió a encauzar sus instintos asesinos y sádicos librando a la sociedad de otros, que como él se ensañaban matando y descuartizando sin piedad? ¿Qué queda de aquel Dexter Morgan marido, padre, hermano y sin embargo asesino de asesinos en las horas extras que le permitía su trabajo? ¿Qué queda ahora del hombre que, por no matar a quien debería haber matado, ha tenido que recoger el cuerpo inerte sin vida de la madre de su hijo, mientras su pequeño bebé revivía los mismos acontecimientos que convirtieron a Dexter en Dexter?
No ha habido serie tan bien resuelta, tan ingeniosamente escrita, tan emocionante y tan emocional, tan abrumadoramente tensa y profundamente psicológica. Es el enfrentamiento de un hombre contra sí mismo. Es la serie por excelencia. Señoras y señores, con ustedes, Dexter Morgan....