21 enero 2007

COSAS QUE LEER... CUANDO ESTAS EN LA TAZA

Sin abandonar del todo la esencia del comentario anterior, voy a proponer en este una especie de puesta en común.
Pero, antes, empezaré confesando que gracias a este vicio/virtud he conseguido averiguar los compuestos de la mayoría de los dentríficos, colonias, jabones y cremas varias.
Pondré un ejemplo: ¿sabías que entre los componentes del FUNGUSOL (un polvo que se aplica directamente sobre la piel, dentro del calzado y calcetines, para evitar el sudor, el mal olor y los hongos) se ecuentra el ÁCIDO BÓRICO (atención muchachos de el diario EL MUNDO), óxido de Zinc, aerosil y los excipientes?



Aquí os presento, además de los citados polvos, dos de mis favoritos.
El paquete de tabaco, un clásico que la mayoría (de los fumadores) siempre tiene a mano. Ventajas: es breve y tiene pocos textos, pero con tantas caras como un dado. Además, desde hace unos años, y gracias al Ministerio de Sanidad, se incluye una valiosísima información sobre sus efectos inmediatos. *(Sobre este mismo tema: imaginad que hiciesen lo mismo con el alcohol, al que en las vallas se les añade un consejo que prácticamente nadie sigue: "Beba con moderación, es su responsabilidad").



Sigo. A su lado la revista GLAMOUR: manejable, con muchas páginas y reportajes. De fácil lectura, con muchas fotos, y que si la euforia hormonal aprieta mucho, mucho, también puede tener usos varios.

Finalmente, me gustaría que contaráis en vuestros comentarios, cuáles son o han sido vuestras lecturas favoritas, habituales o las más anecdóticas. (Con todo esto, por supuesto, escribiré el libro LAS 100 MEJORES LECTURAS... DE TAZA, me forraré y no me volveréis a ver el pelo jamás, en vuestra puta vida).

11 enero 2007

¡¡ARTISTAS DE MIERDA!!

Piero Manzoni nació el 13 de julio de 1933 en Soncino (cerca Cremona, en el centro de la Llanura Padana). Creció y estudió en Milán. En la Universidad de esta misma ciudad fundó, junto con E. Castellani, la revista Azimuth (1959). Teórico del antiarte, se le considera precursor del arte conceptual (Pedestal del mundo, un pedestal donde cualquiera que se subiese podría convertirse en una obra de arte, o huevos firmados con su huella).
En 1961, tras una velada con su amigo y artista Angeli, Manzoni decidió enlatar sus propios excrementos. El resultado: 90 latas con 30 gramos de mierda suya, cada una, que Manzoni puso a la venta al mismo precio que el oro (en 1961), es decir, 32 dólares USA por lata.


La etiqueta, escrita en italiano, inglés y francés, no deja lugar a dudas: MIERDA DE ARTISTA.
Manzoni murió en su estudio de Milán en 1963. Hoy en día, cada una de las latas que todavía existen están valoradas aproximadamente (ya que no se venden), en unos 35.000 euros (muy por encima del precio del oro). Algunas de esas latas no han superado el paso del tiempo y han terminado explotando por culpa de los gases acumulados y por la oxidación del material de la lata (la lata nº 4 está expuesta hoy en día en la Tate Modern Gallery de Londres).
En esta dirección, y si disponemos de unos 2.800 dólares USA para gastar en arte, se puede adquirir un grabado firmado por el artista: http://web.artprice.com/classifieds/fineart/details.aspx?id=187606