04 diciembre 2010

El descontrol de los controladores

¿Quién lo controlará? De momento el gobierno, que ha puesto los "güevos" encima de la mesa y ha sacado a los milicos. ¿Alguien tiene miedo? Yo sí. Cuando un gobierno que se dice a sí mismo PSOE, pide ayuda a los señores de las armas, es que "aquí están pasando cosas muy gordas". De momento, y aunque no estoy afectado por este caos, tengo que decir que seguro que sólo vemos la punta del iceberg. Es cierto que los sueldos de los controladores aéreos son altos, como lo son los de los pilotos, pero también es cierto que realizan más horas de las que deberían y que no hay personal para cubrir las necesidades de las torres de los aeropuertos. En todo caso...

1- La han cagado con la medida que han tomado. A estas alturas no creo que haya nadie que lo dude. Ni siquiera Mariano Rajoy. En otras palabras, los controladores se han pasado y además lo han hecho con sorna (fíjense en como entraba uno de ellos en el hotel del Barajas, con la cara tapada, pero levantando los dedos en señal de victoria).
2- El gobierno se ha pasado.
3- Lo hemos pagado el resto.
4- Hace años que deberían haber creado una escuela de controladores, seria.
5- Y deberían estar mejor regulados, tanto en salarios (a todas luces excesivos), como en turnos (también excesivos y abusivos).
6- Y por supuesto, los controladores aéreos deberían tener los mismos derechos laborales que el resto de los mortales -ahora mismo no los tienen-, y también los mismos deberes.
7- Los controladores necesitan urgentemente, no un plan de vuelo, si no un plan estratégico de comunicación para que podemos entender cuáles son sus problemas, sus reivindicaciones y para que nos sintamos un poco más cercanos a ellos (aunque a fecha de hoy esto suene a ciencia ficción).

En cualquier caso, no parece fácil ser piloto ni controlador. Si entran en esta página lo entenderán.