25 abril 2008

S'okey, S'allright

Wenceslao Moreno, además de ser el tío de José Luis Moreno, fue también uno de los ventrilocuos más famosos en Estados Unidos durante los años 60 y 70. Más famoso –aunque cueste creerlo– de lo que su sobrino es hoy en día en nuestro país. Señor Wences, o Senor –sin la ñ– Wences, que era su nombre artístico, comenzó su carrera como artista en España. Durante sus primeros años formó pareja con su hermano y se dejó ver en el Circo Price junto a payasos como Pompoff y Teddy. En 1934 llegó a Argentina y de allí pronto dio el salto a Nueva York. Pronto conseguiría hacerse un hueco en el mundo artístico, participando en un par de películas, aunque en una de ellas, CENA A MEDIANOCHE, quedaría fuera merced al montaje final. Si figuró en cambio en MOTHER WORE TIGHTS (Siempre en tus brazos) junto a Betty Grable y dirigidos por Walter Lang. Entre sus momentos estelares se encuentran sus apariciones en el show de Ed Sullivan, uno de los programas más vistos de la historia de la televisión en el que el Maestro Moreno puso de moda su particular acento y, sobre todo, dos frases que muchos recordarán años después (entre ellos Billy Cristal): S'okay, s'allright.

El Señor Wences no necesitaba muñecos. Su mano izquierda formando una boca, unos ojos pintados, una peluca y un pequeño traje daban vida a Johnny, un alter ego irreverente e incrédulo con el que iniciaba muchas de sus actuaciones.

Wenceslao Moreno murió el 16 de abril de 1999 a los 103 años, tal y como contaba por esas fechas el periodista Víctor de la Serna en el diario El Mundo. Según leo en varios blogs persiste la intención de realizar un documental sobre su vida, algo que seguramente el personaje se merece. Mientras llega, y gracias a algún internauta, podemos disfrutar alguna de sus múltiples actuaciones. Entre ellas las mencionadas en el Ed Sullivan o junto a los famosos teleñecos. (Gracias a José Ignacio por descubrírmelo).



NOTA AL MARGEN: Ya que unos señores (al parecer imbéciles) nos han esquilmado la oportunidad de ver este maravilloso gag, os dejo este otro en compensación.

No hay comentarios: