18 febrero 2008

SALPICARÁ LA SANGRE

















Puede sonar a "dejà vu", pero lo cierto es que hace más de 10 años, tras disfrutar de la magnífica versión musical que de SWEENEY TODD hizo Mario Gas, con las voces de Vicki Peña y Joan Crossas, lo primero que se me pasó por la cabeza, es que aquello parecía escrito para Tim Burton. Tenía todos los componentes: personaje débil traicionado por poderosos en un Londres jacobino, una historia de amor tremenda y oscurecida por la venganza, un punto gore y humor, mucho humor negro.

Y así, acierto más, acierto menos, es lo que le ha salido a Burton en este musical. Vayan por delante dos avisos para navegantes cinéfilos con ciertas dudas: lo primero es que más de 90% de los diálogos de SWEENEY TODD son musicales. Es decir, que estamos ante una adaptación de un musical, que respeta, casi al pie de la letra (musical), el tono de sus creadores originales, Stephen Sondheim y Hugh Wheeler. Y que por tanto es eminentemente un musical peliculizado. Y lo segundo es que, una vez tomada la decisión, no olviden llevarse un buen chubasquero, porque aquí la sangre, corre y salpica.

Es, en casi todo, un filme 100% Burton. Pero hubiese sido todavía más Burton y, desde luego, más grande si el director hubiese apostado menos por la sangre y más por el humor negro. Un juego al que se acerca y del que dan buena fe casi todas las apariciones de su mujer, Helena Bonham Carter. Pero que pronto abandona en pos de una tremenda y sangrienta venganza.

HABLEMOS DE TIM
Burton es –en las entrevistas– un tipo encantador. Es afable, escucha, mira y está atento a todo lo que se le pregunta. Tuve ocasión de entrevistarle hace algunos años en Barcelona durante la promoción de su peor película –creo yo– hasta la fecha: EL PLANETA DE LOS SIMIOS. Lo mejor de todo es que él tampoco estaba demasiado contento con el resultado. Y aunque no lo hizo explícito, sí dejó entrever su falta de convencimiento. Igual que se mostró más convencido de sus siguientes proyectos, que serían BIG FISH y LA NOVIA CADÁVER.

No soy fan –de fanático–, pero sí un seguidor de todo lo que ha hecho y hará. Me interesa su marca, su humor –ya lo he dicho–, negro, sarcástico, casi, sólo casi, gore. Y disfruto sobre todo con su predilección por personajes atormentados, solitarios, equivocados, ingenuos, soñadores e insistentes. Y en este SWEENEY hay mucho MANOSTIJERAS y mucho SLEEPY HOLLOW. Está lo mejor de Burton y, aunque puede que no pase a la historia como su mejor película, forma parte de su bagaje, convirtiendo en coherente el resto de su carrera (execepción a la regla, EL PLANETA DE LOS SIMIOS).

Por su escenografía, por su calidad musical, por sus méritos artísticos, por su oscura historia, y por que se deja ver su sello es por lo que me gusta SWEENEY TOOD. Aunque, si tuviera niños, incluso "niños muy raros" no les llevaría a ver esta película. Quizá la mano diabólica del barbero se haya apoderado un poco de la silla de Burton y, quizá por eso, le ha salido una película desmesuradamente sangrienta.

8 comentarios:

las ruvis dijo...

pues nos hapeteze berla, mira tu, pero nos da pelin de miedo lo de que canten tanto. ains... no savemos que de acer!!

reconozemos tamvien, lla puestas, que con las himajenes que emos bisto pues nos da la sensazion de que hes un poco como si a eduardomanostijeras lo uvieran cavreado mucho pasados unos anyos. i heso tamvien nos para.

pero mira, lo mismo bamos!

vesissss

Esquizofrénico dijo...

Hid, Ruvis, hid. Hos gustara. Y hos salpikara. Pero hid sin miedo.

forgiven princess dijo...

La película está bien, pero tiene fallicos, como que para cantar tanto bailan bien poco, la excesiva cantidad de sangre...
Pero está muy bien la peli, a mí me gustó mucho.
Por cierto, ya sé que son muy amigos... Pero ¿por qué tiene que salir en TODAS las películas de Tim Burton Johnny Deep?
No me lo explico!
Un besote!

Esquizofrénico dijo...

PRINCESS, que yo recuerde en el musical apenas hay baile. Igual me equivoco. Fue hace muchos, muchos años.

Johnny Depp no sale en todas, pero sí en muchas. Y esto se debe a una cosa muy, pero que muy bonita, que se llama amistad. Diría que algo parecido a lo que le ocurre a Martin (Scorsese) con Di Caprio. Aunque, por talento y por edad (es de mi quinta), me quedo con Depp.

Anónimo dijo...

Alberto Q.

www.lacoctelera.com/traslaspuertas

Yo añado a las excepciones de Burton la decepcionante "Charlie y la fábrica de chocolate", que me aburrió soberanamente.


El fallo de SWEENY TODD es su exceso de musical. Demasiado.

Saludos

Esquizofrénico dijo...

Bueno, Alberto, piensa que es una adaptación muy fiel del musical. Disiento en la Charlie: a mí me gusto. NO tanto como LA NOVIA CADÁVER, pero lo llevé muy bien.
PD: creo que puedes poner tu ID de la coctelera, para que quede reseñada como enlace tu blog.

toXicboy dijo...

Muy bueno tu ultimo comentario sobre tata golosa.

tendre que empezar a pensar si hacemos las paces....

Esquizofrénico dijo...

Hagámoslas ya.