23 enero 2008

OSCURO DESTINO DE CABALLERO


A las 8 de la mañana de este 23 de enero abro la prensa –electrónicamente hablando– y me sobresalta la muerte del actor Heath Ledger. Nunca ha sido santo de mi devoción. Quizá más por culpa de las películas y sus directores que por sus interpretaciones. Hasta que llegó Terry Gilliam. Fue entonces cuando comencé a prestarle cierta atención. A revisar sus –escasos– trabajos interesantes (MONTER'S BALL y NED KELLY, sobre todo). Y entre ellos –aunque la película me siga pareciendo sobrevalorada– está BROKEBACK MOUNTAIN (odio su título en español). Estos días se hablará en muchos informativos y programas –no descarten que el Temprano y la Patiño nos deleiten con todo su arsenal de conocimientos cinematográficos, ni que Ana Rosa y contertulios, Belén Esteban incluida, se despachen a gusto y farfullen todo su proverbial argumentario sobre muertes por sobredosis–, entre otras cosas por las extrañas circunstancias que rodean su muerte. Seguro que todos apelarán a sus amores, a sus deseos, a su estilo de vida, y lloverán las comparaciones, la primera, por proximidad pastillera, con Marilyn Monroe. La segunda, sin duda, con River Phoenix. Y así, hasta que consigamos –si es que ocurre– conocer la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad.

Se hablará también mucho de que su último trabajo es ese – esperado– THE DARK KNIGHT de Christopher Nolan. Pero lo cierto es que no. El último ha sido a las órdenes de ese loco –genio, sí, pero loco– llamado Terry Gilliam. Con él rodaba estos días THE IMAGINARIUM OF DOCTOR PARNASSUS, aventura protagonizada por Christopher Plummer y por otro músico loco, el también genial Tom Waits. De ella he localizado algunas fotos más que curiosas por Internet . Y aquí os las dejo, en forma de anecdotario, mientras nos llega –si es que lo hace– la película.

Nos quedaremos sin saber si este penúltimo papel de Ledger –¡por fin de malo!– le hubiese permitido adentrarse en personajes más complejos, alejados de los arquetipos del joven y guapo –por otro lado inevitables– en el que productores, y algunos directores, le tenían encasillado. En verano, dentro de 6 meses, con el estreno de este nuevo Batman, volverá a las primeras páginas. Pero, mientras llega, déjenle descansar en paz.



AÑADIDO EL 24 DE ENERO: Según informa "El País", "El fallecimiento de Ledger ha coincidido con el entierro en Knoxville (Tennessee), su localidad natal, de Brad Renfro". Tal vez no fuese tan conocido como Ledger, pero en su carrera había algunos trabajos más que destacables. El primero sin duda, su película más conocida, en la que debutó a los 11 años y que le sirvió de trampolín: EL CLIENTE.
Aunque para mí, y estoy seguro de que muchos coincidirán, lo mejor de Renfro lo pudimos ver en APT PUPIL, traducida aquí incomprensiblemente como VERANO DE CORRUPCIÓN, un pequeño pero intenso trabajo que dirigió Bryan Singer –el ahora famoso director de los X-MAN– justo después de darse a conocer con SOSPECHOSOS HABITUALES.
Según cuenta el mismo periódico "el actor estadounidense, de 25 años, que había pasado 10 días en la cárcel el año pasado condenado por comprar heroína, murió hace dos semanas por sobredosis de drogas". Renfro tenía una larga carrera. Pero se había cruzado en su camino una amiga sumamente peligrosa: la heroina.


3 comentarios:

Anónimo dijo...

A mí BROKEBACK MOUNTAIN sí me gustó bastante y quizá debería haberse llevado el Oscar (se lo llevó CRASH).

Alberto Q.

www.lacoctelera.com/traslaspuertas

Gracias por su análisis en mi blog.
Saludos!!

nonasushi dijo...

La verdad es que los dos me han dado bastante pena. Que cosas. y los dos con pelis bastante interesantes cerca.
Saludos

forgiven princess dijo...

A mi me encantó Brockeback mountain, y Heath siempre será recordado por su papel de Ennis...
En fin, seguramente se especulará con su muerte mucho, muuucho...
Pero no podemos combatir el mundo ''rosa'', no mientras la gente lo apoye tanto... Arg.

saludos!