14 febrero 2011

Crónica de unos Goya pasados por Twitter

Si el año pasado la ceremonia sirvió para la reconciliación de "¡Peeedro!" con la Academia, de quien por cierto nadie comentó su ausencia, esta vez, afortunadamente, no han sido ni el manchego, ni los señores Encinas (Pe y Bar), ni su hijo. Este año la estrella ha sido twitter. La red social se ha convertido desde hace unos meses, no sólo en centro de discusiones, sino en foco generador de noticias. Gracias a ella nos hemos enterado de las inquietudes turísticas de Bisbal, de los deslices humorístico-judáicos de Vigalondo,  y también de que el presidente de la Academia de Cine, Álex de la Iglesia, no estaba nada, pero que nada de acuerdo con la Ley Sinde. Hasta el punto de anunciar su dimisión, justo al día siguiente de publicar su desacuerdo. Y en ella se ha fraguado el movimiento Anonymus y su protesta a la #leysinde bautizada en twitter como #operaciongoya. De hecho, esta entrada, se convirtió el pasado 13-02-2011 en el tema más comentado, no solo en España, sino en todo el mundo durante varios minutos, superando con creces los oficiales #goya o #goya2011 . Como acertadamente dijo en su discurso el propio ex presidente, "Internet no es el enemigo... internet es, precisamente, la SALVACIÓN de nuestro cine". Y a continuación algunos puntos sobre la Gala de este 2011.

1. En general, y salvo excepciones, la gala fue aburrida. Comenzó con mucha chispa, puesto que el corto-mashup en el que nos sumergió Buenafuente resultó un magnífico aperitivo para una apetitosa cena, que finalmente resultó sólo digerible.

2. En twitter se cargó contra RTVE, creo que injustamente. Es cierto que la manifestación no sonó todo lo que a ellos les gustaría. Pero se mencionó, se preguntó y formó parte de la gala y de las entrevistas, tanto a Álex de la Iglesia como a la Ministra. En cambio, sí podemos, y debemos, echarles en cara varias cuestiones técnicas: como por ejemplo mantener la mosca en la zona inferior derecha tapando los rótulos de los premiados en las películas (que finalmente modificaron a la media hora de retransmisión).

3. Andreu comenzó bien bromeando con Álex y la Ministra ("descarga legal, e-mule") pero se fue desinflando durante el resto de la ceremonia, en la que cedió el testigo a otros presentadores, tal vez en exceso.

4. "Vengo de un país de 3 millones y medios..de almas, no voy a perder la calma, por más caras que me miren, ni voy a pedir disculpas por vivir de lo que canto, por más huevos que me tiren".  
No comulgo con el mensaje de Jorge Drexler, pero alabo su trabajo como compositor y admiro su capacidad para lanzar mensajes certeros en poco tiempo utilizando su mejor arma, los versos. Lo hizo en los Óscar y lo repitió en los Goya. Equivocado o no, es más que respetable.


5. El efecto contrario es el que me produce ese tipo llamado Jimmy Jump que presume de ser un "saltador". En mi pueblo a eso se le llama hacer el capullo. Y con una audiencia de millones de espectadores (4,2, según los datos de share) es de capullo integral. Principalmente porque, como en otros casos, su medio es el mensaje: es decir la gilipollez.

6. No sé si alguien más lo percibió, pero Santiago Segura conocía el nombre de los premiados al mejor corto de animación y mejor largo antes de abrir el sobre. En el caso de "Chico & Rita" podría pasar, pero si se fijan, en el corto, dice el nombre sin mirar al sobre. ¿No les parece sospechoso?






7. Sorprendió el apartado musical que quizá, sólo quizá, debió ser más breve. Y también hubiese ganado, musicalmente hablando, si hubiese prescindido de Fernando Guillén Cuervo.

8. El descubrimiento (?) del vocoder fue patético y, a tenor de las caras y las pocas risas, su efecto fue más bien disuasorio.

9. Inesperado y merecido triunfo de Agustí Villaronga y su película "Pa negre" (a la que muchos llamaban Pa negra, con a abierta, quizá por desconocimiento del catalán). Desde hace años sigo su carrera, breve, pero intensa en contenidos, con algún que otro tropezón ("99.9"), pero con tres obras fundamentales de nuestro cine reciente: "Tras el cristal", "El mar" y "Aro Tolbukhin: en la mente del asesino", a la que se les une la recién premiada. Mantengo una gran amistad con una pequeña parte de su familia y por eso sé que su triunfo es doble: primero por no haber renunciado a rodar en catalán (lo hizo con "El mar"). Y segundo por seguir apostando por un cine de emociones desasogantes, que sobrevive con los mínimos apoyos económicos. Ojalá estos premios ayuden a que el público se interese más por sus trabajos, por este y por los anteriores. Y ojalá los distribuidores, tengan el "detalle" de re-editar sus películas en dvd, tal y como se merece el autor, evitando así las descargas "ilegales". (Rectifico, ahora mismo es posible encontrar lo mejor de su carrera en dvd)

10. Los premios a la película de Villaronga (Película, Director, Guión adaptado, Fotografía, Dirección artística, Actriz protagonista, Actriz secundaria, Actor revelación, Actriz revelación), han sepultado un secreto a voces, y es que la gran favorita, "Balada triste de trompeta" (que optaba a 15 premios), se quedó con el Maquillaje y los Efectos Especiales, y "También la lluvia" (optaba a 13) que consiguió uno más, tres en total. Ya en la fecha de las nominaciones, muchos medios marginaron la película de Villaronga, restándole importancia frente a "Balada triste de trompeta". Algunos, sin ningún fundamento, comentan que ha sido un castigo a Álex de sus propios compañeros. La realidad es bien distinta. Y es que muchos de los técnicos y cineastas, actores entre ellos, tal vez más del 50%, tienen origen catalán. Y son ellos quienes votan a sus compañeros. Esa, y no otra, es la razón de que por fin una película en catalán no se haya quedado en los premios revelación. Tampoco debemos olvidar que 2010 ha sido un año flojo en cantidad, y en calidad, algo que no debe restar méritos a "Pa negre", retrato social intenso y realista, que merece todos estos premios y muchos más.

11. Pero el mejor momento de la Gala, a parte de los gritos provenientes del exterior, lo protagonizó Álex de la Iglesia. Su mensaje, esperado, no defraudo, sino todo lo contrario. Fue conciliador, certero, rebelde y contundente. Y más que el dedo, Álex metió la mano entera en la llaga. Sin el público, todos los que estaban en la gala bien podrían dedicarse a mirarse el ombligo, pero sentados en el sofá de su casa. Lo mejor es leerlo con calma en este enlace, o si lo prefieren escucharlo de su propia voz.



Señores del cine, entérense, Internet está aquí para quedarse, les guste o no. Así que pónganse las pilas si quieren que todos formemos parte de este maravilloso arte que es el cine.

1 comentario:

Ruth dijo...

Ché, totalmente de acuerdo en todo. Pero en todo, todo :) .