25 noviembre 2006

MISTER BEAN, CON UN PAR


A veces las empresas tienen dificultades (mentales) para conseguir sus objetivos. Por ejemplo vender. Por eso recurren a caras conocidas: actores, músicos, deportistas, cantantes o famosos sin oficio concreto. Eso hace que la gente crea que el personaje en cuestión utiliza ese producto a diario (Clooney bebe Martini como un cosaco, Coronado está todo el día dándole al BIO y, sin duda, Isabel Preysler prefiere deleitar a sus comensales con los Ferrero Rocher antes que con cualquier canapé de Arzak o Sergi Arola).
A los de esta empresa se les fue un poco la mano. Lo digo porque publicitan unos huevos de chocolate con ¡sorpresa! dentro. Y lo hacen, con un par (de güevos), con el nombre de Mr. Bean. Si amigos, el tipo que dejaba sus mocos en un cuadro del renacimiento. El tipo que en un avión explotaba una bolsa de papel llena de vómitos. El tipo que cocinaba el pavo con lejia, que usaba los mismos calzoncillos dándole la vuelta. Pues a ese tipo, le colocan con unos HUEVOS DE CHOCOLATE CON LECHE, CON SORPRESA DENTRO. Seguro que estos huevos son como los Kinder, pero a lo bestía (¿Se imaginan lo que nuestros hijos, nietos, o sobrinos pueden encontrar dentro?). Por cierto, los venden en los supermercados DÍA. Sobran las palabras.

1 comentario:

Shenka dijo...

Me has hecho sacar una buena sonrisa... jajaja. Increíble :p

Un besote.