24 octubre 2009

De repente... se fueron los Gómez





Tan de repente como llegaron, se fueron. Telecinco ha cancelado la serie. No ha cumplido con su "cuota" de pantalla prevista. Un millón y medio de espectadores no fueron suficientes. Otra víctima caída en la batalla de las audiencias. Otra serie menos. Otro grupo de trabajadores en la calle. Otra tanda de actores sacándose las castañas del fuego.

Quizá, algún día, esto sirva de escarmiento a los dueños de las cadenas y, en lugar de verse previamente los capítulos en los sofás de sus casas, decidan utilizar el sistema americano de grabar PILOTOS, emitirlos y testarlos con audiencias reales, que al fin y al cabo son quienes deciden qué ver. Puede parecer más caro. Pero ya saben, a la larga, lo barato (lo que han hecho con "Los Gómez", "Gominolas", "18", etc, etc), sale caro. Si es muy sencillo. De hecho se hizo en su momento (algo parecido) con "Médico de familia".

"De repente, los Gómez" distaba mucho de ser una serie perfecta: algunos de sus actores eran francamente malos, otros estaban mal dirigidos, sus secuencias eran planas y sin estilo, y los diálogos no tenían ni chispa, ni emoción. Y, personalmente, tras ver el primer capítulo, creo que no repetiría jamás con "Los Gómez". Pero es que nuestra televisión está llena de series de esa guisa (con malos diálogos y guiones, con pésimos actores, mal dirigidos y estéticamente insulsas) que siguen funcionando bien a pesar de los pesares.

Telecinco, padece, entre sus muchas enfermedades una de rabiosa actualidad: la prisa. Esperemos que la fusión entre Cuatro y Mediaset (si se produce) no agudize ese mal.

Y no crean que esta dolencia afecta sólo a la "cadena amiga" (Telecinco). Recuerden el caso de "UCO", ese 'spin-off' de "Desaparecida" protagonizado por un soberbio Miguel Ángel Solá, una inspirada serie que RTVE ha relegado incomprensiblemente a su web, dejando su emisión huérfana en el tercer capítulo.

Un minuto de silencio por los caídos.

Ya. Y ahora unas breves premisas para que una serie funcione, un poquitín:

1. Que los guiones estén bien escritos (lleva su tiempo).
2. Que los actores sean buenos (que los hay).
3. Que estén bien dirigidos (que también se puede).
4. Que las historias tengan emoción (es decir, que nos las creamos).
5. Si son de misterio, intriga, etc, que en el primer capítulo haya un gran, gran misterio por desvelar (PERDIDOS: la Isla, FLASHFORWARD: los 2 minutos y 17 segundos, EL MENTALIST: la muerte de su esposa a manos de John Red, DAMAGES: una mujer ensangrentada saliendo de un edificio, etc, etc).
6. Que se gasten dinero en los Pilotos (que apuesten).
7. Que los prueben con público real.
8. Que no tengan prisa los programadores "parrileros".
9. Que no tengan prisa los directivos de las cadenas.
10. Que busquen buenas historias en el mundo de la literatura, que las hay a raudales. Y en España tenemos hasta buenos escritores.

A veces, ni con esas diez, la cosa funciona. Porque como decía William Goldman, tanto en el cine como en la televisión, "Nadie sabe nada".

4 comentarios:

Ruth dijo...

Me da a mí que en este caso, además de lo que dices, está el poco interés de la cadena por la serie, a la que no promocionaron debidamente y a la que le dieron un horario muy complicado con la temporada ya empezada.

Malena dijo...

No podría estar más de acuerdo. Yo, no pase de los anuncios. Hay series, que antes de proyectarse en antena, figuran ya en las necrológicas de la página oficial de la cadena de turno.

Yo me pregunto, ¿con toda esa "materia desechable" qué hacen, la reciclan, la entierran en cal viva, o la contemplan unos minutos y luego inician un periodo de reflexión?

¡Qué mala es la ignorancia!

Malena

Pd: Me gusta mucho tu blog. Estás en mi link de enlaces.

Small Blue Thing dijo...

Yo estoy con Ruth. Ya que no se hacen las diez reflexiones, y tampoco el piloto, no veo por qué la cadena no busca la amortización de un producto que, como tú dices, sin ser perfecto no es peor que muchos más.

Tendrán prisa por rellenar los canalillos, a lo mejor.

Anónimo dijo...

Pues yo me la he "tragado" enteretica, y me ha gustado.Cierto que le faltaban cosas, no soy entendida en la materia, pero sí tenía chispa, y cuatro actores, (la madre, el hijo "listo", el vecino y la hija), merecían una oportunidad.Es una pena que, por ejemplo, Hospital central siga en antena, siendo un auténtico bodrio, además de un atentado contra los más mínimos conocimientos de Medicina,y sinembargo series así, se vayan al garete sin darles tiempo a nada.Salu2.